Un hombre atropella por error a un “perrito” y al rescatarlo descubre que era otro animal

A menudo los habitantes de zonas rurales se encuentran en su camino con animales «salvajes» que por momentos se desorientan y salen de sus espacios habituales. Llegan hasta las vías de tránsito de vehículos, las personas incluso muchas veces no saben cómo esquivar a estos animales pues los mismos se asustan y desesperan, y en lugar de escapar de los vehículos se vienen encima de ellos.

Así le pasó recientemente a Eli Boroditsky, hombre habitante de New Bothwell, una pequeña ciudad de la región de Manitoba en Canadá. Eli salió como en un día cualquiera rumbo a su trabajo nocturno en la fábrica de quesos Bothwell cuando repentinamente se atravesó en su camino un animal al que no pudo esquivar.

Después de atropellar al animal Eli se detuvo y regresó a ver si se encontraba bien, pero al verlo herido lo recogió y lo montó en su automóvil, se trataba de un perro, o eso creyó Eli.

Se apresuró a ayudarlo

Eli recoge a lo que él cree es un Husky o un pastor alemán, pero al llegar a su trabajo un compañero le hace notar que realmente se trataba de ¡un coyote salvaje!

Eli quedó sorprendido porque nunca se imaginó que lo que estaba recogiendo era un animal salvaje, de inmediato se puso en contacto con un centro de rescate de animales ubicado en su zona, pero debido a los horarios dicha institución no pudo encargarse del animal sino hasta la mañana siguiente.

Por suerte al examinar al coyote los especialistas notaron que tenía apenas unos cortes en su rostro y patas pero no tenía ningún hueso fracturado.

«Si un animal es grande y es un depredador –si su conducta y su comportamiento natural es agresivo– siempre les pedimos a las personas que sean cautelosas y que nos llamen para poder ayudar”, comentó Zoe Nakata, directora del centro de rehabilitación.

Al mismo tiempo, Nakata aconsejó no recoger animales salvajes heridos pues las personas pueden correr un grave peligro, es mejor llamar a los especialistas. En esta oportunidad Eli tuvo la suerte que gracias a un golpe que sufrió el animal no se encontraba lo suficientemente alerta para atacar, sin embargo fácilmente pudo haber reaccionado de esta forma al sentirse amenazado.

Debido a su buen estado el coyote solo permaneció en el centro de rehabilitación unos días más, después de eso los encargados liberaron al animal de nuevo en su hábitat natural.

Comparte esta increíble historia con amigos y familiares. Recuerda ayudar siempre a todos los animales necesitados.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!