Un joven discapacitado denuncia que le negaron el acceso al cine por asistir con su perro guía

Los perros guías son vitales para quienes tienen discapacidad visual y necesitan ayuda. Sin embargo, muchos empleados de establecimientos lo desconocenLo sabe muy bien un joven mexicano a quien no le permitieron entrar a un reconocido cine porque, según el personal, no aceptaban mascotas. 

Gerardo Bermúdez, un productor musical que presenta discapacidad visual no puede movilizarse para ningún lugar sin Lancelot, su perro guía.

Son inseparables

Todo sucedió cuando fue a la sucursal de Cinépolis Miramontes, los empleados no lo dejaron entrar porque llevaba a su perro, alegaban que podía molestar a las demás personas.  

El caso se hizo viral cuando Gerardo contó lo sucedido en su perfil de FacebookSe le acercó el subgerente y le explicó de las políticas anti mascotas. El desconocimiento era enorme, un perro guía no es en realidad una mascota. 

Solo querían ir al cine

No conforme con eso, llegó el gerente del cine, quien dijo llamarse Enrique, planteando lo mismo. Además, le acotó que, si dejaba que entrara, y alguien se quejaba por la presencia del animal debería salir de inmediato del recinto. 

El joven hizo lo que pudo para hacerles entender que su golden retriever es algo más que una simple mascota, como se referían ellos a su perrito guíapero no le hicieron el menor caso.  

“Les expliqué las leyes que amparan la no discriminación e inclusión de perros de asistencia y no les importó, seguían insistentes en que Lancelot podría ser una molestia para los demás y que esa era razón suficiente para negarnos el acceso o ya estando adentro sacarnos de la sala”, dijo el afectado.  

El joven no entendía tal injusticia, en otras sucursales del cine lo habían atendido bien, pero estaba inconforme con lo sucedido y no lo iba a dejar hasta allí.  

“Cero tolerancias, discriminación, desconocimiento. El propio gerente, junto con un guardia de seguridad, amedrentando, diciéndome esas palabras, que ‘son las políticas de Cinépolis’, cuando realmente otros Cinépolis me han tratado increíble, con mucha inclusión. Por favor, capacítense. Hay que poner una semilla de cultura en nuestro país», se quejó el joven.


Comentó de otra ocasión donde también fue rechazado por llevar su perro al restaurante: “El Bajío”. De entrada, le negaron el acceso y después aceptaron solo si se ubicaba en un lugar cerca del balcón.  

La organización Perros Guía fue solidaria con Gerardo y lo apoyó para que interpusiera una denuncia formal ante el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación. Ante eso, el restaurante ofreció una disculpa pública, y se comprometió en preparar a su personal.  

Además, la institución Perros Guías se ofreció para formar al personal de Cinépolis y así evitar actos discriminatorios hacia las personas. 

Estamos comprometido con la inclusión, por lo que mantenemos una política de cero tolerancias a cualquier tipo de discriminación”, respondió Cinépolis. 

El vídeo se hizo viral

Con mucha tristeza quiero compartir lo sucedido el día de hoy en Cinépolis Miramontes. Al dirigirme hacia el área de alimentos, se acercó a mí el subgerente para informarme que debido a sus políticas no podía pasar con “mascotas”, porque no quería que importunáramos a los demás clientes de Cinépolis con Lancelot, mi perro guía. En eso llegó el gerente, llamado Enrique, que se rehusó a darme su apellido, me dijo que de acuerdo a las políticas de Cinépolis no podíamos accesar y que en caso de que hiciera una excepción si algún cliente llegaba a quejarse nos tendrían que sacar a nosotros de la sala, o bien, si algún cliente se negaba a sentarse a lado de nosotros de igual manera nosotros seríamos los que tendríamos que abandonar la misma.Les expliqué las leyes que amparan la no discriminación e inclusión de perros de asistencia y no les importó, seguían insistentes en que Lancelot podría ser una molestia para los demás y que esa era razón suficiente para negarnos el acceso o ya estando adentro sacarnos de la sala.Así como les hablé de las leyes, tratamos de hablarles acerca de perros de asistencia y no quisieron escuchar además de demostrar una clara ignorancia del tema. Sin saber o querer conocer acerca del entrenamiento que tienen los perros guía seguían insistentes e incluso alzaban la voz para decir que las mascotas (sí, seguían insistiendo en que Lancelot es una mascota aun cuando les dejamos en claro que no) estaban prohibidas.Es impresionante el poco conocimiento y capacitación que tienen los trabajadores de esta sucursal, sobretodo porque Cinépolis maneja campañas y apoyo constante como lo es con su Fundación “Del amor nace la vista”.Es importante que este tipo de situaciones dejen de pasar, que todas las empresas tengan la capacitación completa para saber y manejar situaciones relacionadas a personas con discapacidad.Hoy decido alzar la voz por todas las personas, para poner un granito de arena para una mejoría como sociedad, entender qué es una discapacidad, conocer cómo podemos ayudar, apoyar, ser inclusivos, sobre todo no obstaculizar a personas que como yo día a día salimos a enfrentarnos a un país que no está preparado, que en vez de apoyarnos nos niegan el acceso a nuestros derechos como seres humanos. CONAPRED#CONAPRED #Cinépolis #DelAmorNaceLaVista #CeroTolerancia #NoaLaDiscriminación #LancelotPorUnMéxicoMejor #NoSoyMascota #PerroGuía #PerrodeAsistencia #Inclusión #DiscapacidadVisual #DerechosHumanos

Publiée par Lancelot – Perro Guía sur Lundi 7 octobre 2019

Finalmente, Cinépolis indicó que capacita a su personal para sensibilizarlos ante las necesidades de cada cliente, y prometieron hacer seguimiento a lo ocurrido. 

Sin duda, es necesario que las personas sepan entender lo importante que es para alguien que no puede valerse por sí mismo contar con la ayuda de un perro guía. 

Comparte este inspirador caso con todos tus amigos y conocidos. Y cuando veas a una persona con un perrito guía, préstale tu apoyo y colaboración a ambos. 

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!