Un joven les responde a los afligidos abuelos que buscaban desesperados a su perrita perdida

Gary y Debbie Morgan son dos amorosos abuelitos que comparten su día a día junto a su perrita Meadow. La hermosa perrita es una golden retriever de tan sólo 16 meses y se ha convertido en un miembro muy especial de la familia.

Después de todo, muchos estudios científicos han demostrado que los perritos traen incontables beneficios en la salud física y emocional de los humanos. Todo iba de maravilla hasta que el mundo de los Morgan comenzó a venirse abajo: Meadow se había extraviado.

La pareja la buscó por todos lados, pero no lograban dar con su querida mascota. La última vez que la vieron, estaba en un área boscosa conocida con el nombre de Andes.

Su principal temor era que llegara alguna tormenta de nieve y la pobre perrita no encontrara cómo resguardarse del frío. Decididos a hacer cualquier cosa por ayudarla, Gary y Debbie ofrecieron una recompensa de hasta 500 dólares.

Fue entonces cuando un hombre llamado Brian James decidió contactarlos. Había visto los avisos de búsqueda de la linda perrita y se conmovió con la situación de los abuelitos.

Brian sabía utilizar drones a la perfección y pensó que podría ofrecer una maravillosa ayuda a los dueños de la mascota extraviada. Meadow es completamente blanca, así que para verla desde las alturas era fundamental emprender la búsqueda antes de que comenzara a caer la nieve.

“Localizamos algo de color blanco que se movía. Era Meadow y se veía claramente gracias al drone”, celebró Brian al ayudar a los Morgan.

De inmediato, se dirigieron a la zona en la que la habían visto y lograron reencontrarse con su querida mascota. Había pasado más de 10 días completamente perdida en el bosque pero se encontraba sana y salva.

Gary y Debbie no cabían en sí de alegría. Sentían que su pequeña era una hija para ellos y no podían imaginarse el resto de sus vidas sin ella.

Afortunadamente, los conocimientos de Brian y la tecnología los ayudaron a reencontrarse con la dulce peludita.

Es un alivio saber que esta hermosa perrita podrá regresar a casa y resguardarse del frío. Ahora, sus padres tomarán medidas extras para asegurarse de que algo así no vuelva a suceder.

Quieren dar a conocer su historia para tratar de ayudar a otros dueños de perritos que estén pasando por la misma situación.

En momentos tan duros como estos, utilizar un drone puede resultar la clave para salvar a un peludito.

No hay nada mejor que reencontrarnos con nuestros seres queridos. Comparte esta noticia para celebrar que Meadow ha logrado volver a casa.