«Mi papá le pega mucho» – Un niño deja a su perro en un refugio con una devastadora carta

A veces, el proceso de educar a nuestros perros puede resultar un poco lento, pesado, puede que perdamos la paciencia… ¡Pero no podemos dejar que eso pase! Es desaconsejable desde todo punto de vista cualquier tipo de “educación” basada en el castigo físico. ¡Nunca le pegues a tu perro! 

Está más que demostrado que el castigo físico en los perros, además de ser cruel e injustificado porque no lo comprenden, no sirve de nada. Pegando a tu perro no conseguirás hacerles obedecer, ni aprender más deprisa, ni nada.  

Simón con cara de tristeza por los golpes que le propinaban al pobre

De hecho, sucede todo lo contrario: los perros que son golpeados suelen volverse huidizos, desconfiados, e incluso agresivos. Es normal, ellos también sienten el pánico y el miedo, como cualquier otro ser vivo. 

Recientemente, ha sido publicada en las redes sociales la conmovedora historia de Simón, un cachorrito que, junto a su pequeño compañerito humano salía a recorrer miles de aventuras.

Sin embargo, el animalito lloraba mucho por la falta de comida, ya que su hogar estaba conformado por personas de muy bajos recursos económicos.

Este hecho sacaba de sus casillas al padre del niño quien, después de que perdía la paciencia por los quejidos incesantes del animal, le propinaba agresiones físicas frente a la mirada desesperada de su hijo

Esto hizo que, por el bien de Simón, el niño optara por quizás la primera y más dura decisión de su corta vida: dar a su querido perrito en adopción para evitarle mayores sufrimientos a su amada mascota. Lo dejó en el albergue Pergatuzoo junto con una conmovedora carta.

La carta del pequeño niño para dar en adopción a Simón

 Te dejo a Simón, es mi perro, no quiero que mi papá le pegue. Llora mucho porque no hay comida, te dejo mis ahorros para sus tortillas”, escribió el inocente pequeño 

Por su parte, los usuarios de las redes sociales se mostraron conmovidos por la acción del menor e indignados, incluso temen por la integridad del infante al tener un padre tan  violento y ruin. 

No le peguen, porque mi papá le pega mucho. Simón come mucho. No se lo lleven, cuando crezca vengo por Simón”, cerraba la triste carta. 

La tenencia de animales es un acto voluntario que debe conllevar el ser responsable del mismo. En ocasiones, una persona puede encontrarse con la imposibilidad de seguir manteniendo un animal, por motivos que podríamos catalogar de fuerza mayor.

Buenas noches !!Subí está carta y estás fotos con la única intención de localizar al dueño de Simón .No está en…

Publiée par Albergue Pergatuzoo sur Samedi 7 mars 2020

Es en estos casos cuando debe procurarse una persona que pueda hacerse cargo del animal, o en caso de ser imposible, contactar con un centro de acogida a fin de que se puedan responsabilizar de la mascota, siempre teniendo en cuenta la normativa al respecto y lo mejor para su bienestar.

Las mascotas son un miembro más de la familia, por lo que separarse de ellas, sea como sea, es siempre algo complicado y muy doloroso. Recuerda: No le pegues a tu perro, ¡nunca! 

Comparte esta sensible historia de sacrificio y amor incondicional hacia los animales con tus seres queridos, familiares y con tus mejores amigos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!