Un perrito amó tanto que decidió cruzar el arco iris el mismo día que su dueña de toda la vida

Para nadie es un secreto que cuando se tiene una mascota lo tratamos como a un miembro más de la familia, incluso es tratado de manera muy especial haciendo que se creen vínculos inquebrantables. La historia de Cuco y su dueña es tan increíble que nos hace pensar que el verdadero amor sin duda, es para siempre, y más allá de la vida.

La dueña de Cuco era una tierna abuela de 96 años.

Cuco es un hermoso perrito de 15 años que llegó a la Asociación Protectora de Animales de Vilagarcía de Arousa, en Pontevedra (España). Su dueña veló por él hasta el último momento, debido a su avanzada edad no pudo cuidar de su fiel perrito y lo entregó a unos familiares para que lo protegieran, mientras ella fue ingresada a una residencia de abuelitos.

El amor de su tierna dueña era tan incondicional que en varias ocasiones se escapaba del recinto para visitar a su amada mascota.

La abuelita cuidaba no solo de Cuco sino a tres gatitos que vivían en la calle.

Su nueva familia no pudo cuidar más al perrito y lo entregaron a la asociación a principios de este año. Hace poco la luz se apagó en Cuco sorprendiendo a todos en el recinto. Ángeles Cifuentes es la presidenta de la asociación, fue ella quien se dio cuenta que el perrito no reaccionaba. Comenta que si bien la muerte de un perrito causa tristeza a todo el personal que lo cuida, también es algo habitual.

En Cuco pasó algo realmente sorprendente que conmovió a todos en la asociación.

El mismo día en que murió el perrito su dueña de toda la vida falleció en horas de la noche. El hecho impactó tanto a la presidenta de la asociación que publicó parte de la historia en sus redes sociales. Cifuentes comenta que su dueña lo cuidó hasta que las fuerzas se le agotaron. También relata:

«Cuando descubrimos que la propietaria había fallecido por la noche el mismo día que Cuco, nos quedamos impactados, se nos pusieron los pelos de punta. Nosotros creemos que se fue delante de ella para guiarla”.

Quizás el adorable perrito sólo se adelantó un poco para hacer camino a su dueña y guiarla en el nuevo plano celestial, donde seguro se reconocerán y seguirán amando con el mismo respecto que lo hacían en vida. Los perritos son pequeños angelitos peludos que una vez que los tienen no habrán límites ni fronteras para demostrar amor puro y sincero.

Comparte la nota para que todos conozcan la gran historia de Cuco, un ejemplo de fidelidad y amor sin límites.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!