Un perrito anciano desorientado sigue a un niño de 13 años y él lo ayuda a regresar a casa

Amy Cerelli es una joven que temió lo peor cuando se dio cuenta de que su perrito estaba extraviado. Todo comenzó cuando Amy se dispuso a arreglar la cochera y no se dio cuenta de que el peludito llamado Jersey se había escapado.

En cuanto notó su ausencia, la joven lo buscó por todos lados y después de un par de horas sin conseguir ningún resultado, comprendió que su mascota ya se encontraba lejos de casa.

De inmediato, pidió ayuda a su novio y a las autoridades para realizar exhaustivas búsquedas por la zona. No estaba dispuesta a decir adiós a su mejor amigo.

“Buscamos por todo el vecindario. Estuvimos afuera hasta las 3 am. Sonaba su pelota para tratar de llamar su atención”, dijo Amy.

Lamentablemente, todos sus esfuerzos parecían ser en vano. Habían pasado un par de días y la joven no encontraba rastro alguno de su perrito. No tenía idea de que Jersey se encontraba en un lugar seguro.

“Lo buscamos durante horas con linternas. No quería aceptar que se había perdido”, dijo Amy.

El día en que Jersey se perdió, Tyion Hepner lo encontró mientras estaba en las afueras de su casa.

El niño de 13 años supo que el perrito se veía algo desorientado y no dudó en ayudarlo. Su madre no se encontraba nada feliz con la llegada del perro pero Tyion insistió.

Quería ayudarlo y buscaría la manera de encontrar a sus dueños o llevarlo a un hogar con una familia amorosa.

“Seguí a Jersey por un rato y noté que estaba completamente solo. De pronto él comenzó a seguirme a mí”, dijo Tyion.

Dos días después, Tyion escuchó al novio de Amy describir al perrito a un oficial y el niño comprendió que estaban hablando del peludito que él había rescatado. De inmediato acudió hasta ellos y le dijo que él había resguardado a Jersey.

Amy agradeció muchísimo a Tyion por haber mantenido al lindo Jersey seguro durante esos días.

“Una amiga y yo estábamos buscándolo en el bosque cuando me lo dijeron: ‘Encontraron a Jersey, ya puedes volver a casa’”, recordó Amy.

El adorable peludito tuvo muchísima suerte al encontrarse a un niño tan amoroso y bueno como Tyion. Gracias a él, Jersey contó con un lugar seguro y no pasó hambre mientras sus dueños lograban dar con él. Tyion es un verdadero ejemplo a seguir.

Comparte esta nota para celebrar que Jersey regresó a casa y recordar a todos la importancia de que los peluditos lleven su placa de identificación.