Serpiente cascabel se aferra a un perrito y lo muerde 5 veces hasta que por fin logra librarse

Todo amante de los animales sabe que estos pequeños seres son únicos e irreemplazables, algunos, como perritos y gatos, son las mascotas favoritos, otros, como las serpientes son de tener cuidado.

Y cómo no, si son silenciosas y ágiles con agilidad de atacar a su presa en cuestión de segundos. Fue así, como un perrito casi pierde la vida al ser atacado por una serpiente cascabel.

Existen más de 30 serpientes de cascabel.

El peludito, quien se llama Toad, estaba jugando cerca de su casa en kuna, Idaho, cuando de repente se encontró de frente con la serpiente quien sin piedad alguna lo mordió al menos cinco veces.

Friz Brownell es el dueño del perrito, comenta que cuando se acercó a su mascota vio una serpiente volando en el aire, preocupado, agarró su perrito y notó que en el suelo había muchas más serpientes.

Toad es un puntero de pelo corto alemán.

Sin perder más tiempo lo tomó entre sus brazos y lo llevó al veterinario. Desafortunadamente, el veneno ya había hecho efecto y Toad comenzó a sangrar por los labios y encías.

Toad no lucía nada bien, el veterinario señaló que el perrito había sido mordido por ambos lados de la cara, le aplicaron una dosis de anti-veneno, así que fue cuestión de tiempo para saber cómo reaccionaría el indefenso perrito.

Esta raza tiene patas fuertes que los hace aún más hábiles para correr.

El cascabel es una serpiente venenosa americana, a diferencia de otras serpientes tienen un sonido característica de su cascabel que se encuentra en la punta de su cola.

Este cascabel está formado por pequeños estuches córneos que les permite emitir un sonido de aviso y en algunos casos protegerlas de ser pisadas por mamíferos más grandes.

Tienen orejas largas y son especialmente amigables.

A pesar que las ratas y ratones son su comida favorita, pueden atacar a casi cualquier animal que consideren su presa. Al morder, inyectan el veneno en el cuerpo de la presa y luego la dejan ir. Las presas más grandes las siguen, atacan y esperan que el veneno las dejé inmóvil, siendo ésta la técnica que más usan cuando atacan a las persona.

Tienen un llamativo pelaje en el que se combinan varios colores.

Para gran alivio de Brownell, el antídoto hizo efecto y su amada mascota logró salvarse. Toad continua recuperándose en casa recibiendo toda la atención y el amor que se merece.

Por su parte, Brownell quiere advertir a los dueños de mascotas e insiste en que se debe estar consciente del entorno donde paseamos a nuestros peluditos, en cualquier lugar podría estar una serpiente de cascabel.

No dejes de compartir la nota y recuerda siempre estar alerta en cada paseo que realices con tu mascota.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!