Un perrito corre afligido detrás de la ambulancia en la que trasladaban a su dueño al hospital

Todos sabemos que los perros son los animales más fieles y nobles de la Tierra. El amor que estos maravillosos seres nos profesan, su entrega diaria y su compañía son insustituibles. A donde quiera que vayamos, en la salud y la enfermedad, en la pobreza y la riqueza; ellos querrán estar allí a nuestro lado.

Y, si quedaba alguna duda al respecto, un canino mexicano se encargó de su padre humano hasta el momento en que este debió ser trasladado de urgencia en una ambulancia. Corrió desesperado tras ella por las calles de Iztapalapa, y al percatarse, los paramédicos no tuvieron más remedio que dejarlo subir a bordo.

«Gracias a los paramédicos de Protección Civil Iztapalapa, quienes realizaron el traslado de un paciente al Hospital General y, al ver a un perrito que seguía la ambulancia se detuvieron para subirlo», escribió un reportero identificado como Jorge Becerril.

Cuando llegaron al Hospital General de Iztapalapa, en la Ciudad de México, el perrito no pudo ingresar, pero se quedó parado afuera y esperó y esperó pacientemente para saber de su amante cuidador. No se separó ni un segundo de él, ni tampoco dudó en seguirlo de cerca.

La historia de este noble perro bautizado como Juan, que le dio la vuelta al mundo en todas las redes sociales, no terminó allí. Al subir a la ambulancia, el perrito iba sentado a un costado de la camilla donde se encontraba su ser amado.

El perro estaba muy serio, como un familiar más, preocupado. Sin dudarlo, uno de los paramédicos grabó el emotivo momento y fue quien brindó toda la información adicional sobre el nombre del perrito y lo que sucedió.

“Se llama Juan y así esperó que su dueño saliera del hospital” aseguró el usuario y autor del video que compartió junto a otras imágenes.

Las reacciones no se hicieron esperar. Cientos de usuarios se debatían entre la emoción y la preocupación de saber que el canino se quedaría solo mientras su humano estuviese en cama. Sin embargo, el gesto de nobleza, lealtad y el hermoso corazón de Juan se apropió de los espectadores.

Hasta la fecha, no se sabe a ciencia cierta qué fue lo que le ocurrió al responsable de Juan, y tampoco si ambos ya se han reencontrado. Una historia que continuará y que, de seguro seguiremos muy de cerca.

Se trata de un claro ejemplo que nos muestra que, definitivamente, el perro es el mejor amigo del hombre y, por eso, mientras vivan jamás nos dejarán solos. ¿Te has preguntado alguna vez hasta dónde puede llegar el amor de nuestras mascotas? Quizás sea imposible de medir, por eso son seres tan extraordinarios.

Los perros son como ángeles a los que la Madre Naturaleza, en lugar de alas, les dio cuatro patas y los puso en el mundo para traer amor. Son criaturas sin voz, pero, a veces, el cariño más sincero, se oculta detrás del silencio más profundo. Un ejemplo: Juan.

Los perros no pueden decirnos verbalmente cuánto nos quieren, pero vaya que saben cómo demostrarlo. Es algo que está escrito en su mirada. Comparte esta bella historia con tus seres queridos, familiares y amigos.