Un perrito se queda colgado en una reja mientras intentaba huir de una peligrosa inundación

Los procesos de aprendizaje en el mundo animal siempre han representado un reto para los estudiosos de todo el planeta. En general, existe una distinción entre conductas innatas y aprendidas, es decir, hay acciones que un animal ya sabe cumplir de forma instintiva y otras que, en cambio, debe aprender, imitando a sus semejantes.

Dado que los animales carecen de raciocinio y comunicación verbal para pedir ayuda, cuando se ven envueltos en situaciones apremiantes, que los llenan de terror y que ponen en riesgo su vida, reaccionan de manera impulsiva.

Esto le sucedió a un pequeño cachorrito mestizo de color blanco, quien durante una inundación quedó trágicamente atascado en las rejas de una puerta, muerto de miedo e incertidumbre.

Por fortuna, un joven que pasaba por el sitio se percató de la situación del animal y, apiadándose de él, en un acto de absoluta bondad lo tomó con delicadeza en sus brazos y logró liberarlo. Varias personas lo tildaron de “héroe sin capa”, y estamos de acuerdo con esa descripción.

“¡Pobrecito! Afortunadamente este ‘héroe sin capa’ se encontraba en el momento justo y a la hora precisa para salvar al peludito”, dice en uno de los comentarios.

Lo que sucedió fue que, para tratar de salvarse de morir ahogado, ya con el agua al cuello, el canino trató de escapar por entre las barandillas de metal de la puerta de su casa, pero no calculó que los agujeros no eran lo suficientemente anchos para que pudiera pasar por ellos.

Solo su cabeza pudo salir, pero sus caderas quedaron atrapadas en el agujero, del cual quedó colgando como si fuera de un gancho, resignado, esperando a que alguien lo viera y lo rescatara de un trágico destino que parecía inminente.

La esperanza estaba abandonándole, sin embargo, dando lo mejor de sí, el joven rescatista procuró ser muy cuidadoso para no herirlo. Estaba en una posición muy peligrosa, que amenazaba con causarle graves lesiones en los ligamentos de sus patas.

La verdad es que la actuación del chico fue impecable y puede verse en las cuentas de las redes sociales de Jean Carlos Quintero, quien subió el video. Después de su penosa lucha por intentar zafarse, finalmente las imágenes nos muestran al perrito libre y abrazado a su salvador.

“No nos sorprende que no se quiera soltar, después de todo, está en los brazos de su héroe”, comentó un usuario.

Estamos seguros de que ni tú ni yo habríamos obrado de forma distinta si nos encontrásemos en una situación parecida. Seamos instintivos o no, tener la posibilidad de brindar unos brazos seguros, fuertes y bondadosos, siempre nos dará paz y nos hará sentir en mejor.

Si siempre has querido ayudar y cuidar a los perros de alguna forma, y así poner un granito de arena para beneficiar a la comunidad en la que vives, te aseguramos que hay muchos grandes actos como el realizado por nuestro héroe, que puedes llevar a cabo para lograrlo. Comparte esta hazaña que merece toda nuestra admiración.