Un pingüino lucha desesperadamente por saltar una y otra vez a un bote de turistas

Bajo un insondable velo blanco cubriendo el espacio viven los pingüinos. Graciosos, inteligentes y amorosos son indiscutibles reyes de la lejana Antártida, el continente más austral del planeta.

Enlaces patrocinados

Allí, al sur del sur, tan alejados de nuestras latitudes, estos monarcas del hielo prosiguen su andar con sorprendente tenacidad y espíritu de sobrevivencia, por instinto, en su misión primordial encomendada por la naturaleza: perpetuar la especie.

En un video captado por Matt Karsten, un hombre quien formaba parte de un grupo de visitantes del estrecho de Gerlache, en la Antártida, se observa cómo un pingüino salta al bote en el que viajaban, en un intento por escapar y salvarse de las enormes fauces de una pandilla de orcas asesinas.

Las sorprendentes imágenes inundaron las redes sociales donde la noticia rápidamente se volvió viral. El animal da un primer salto hacia la lancha, pero falla y cae de bruces al agua. Desesperado, hace un segundo intento y, esta vez, logra entrar en la embarcación, gracias a un poco de ayuda de los ocupantes.

Enlaces patrocinados

Minutos después, se observa a la nave avanzando por entre las gélidas aguas con el animal a bordo, protegiéndose entre los pies de los turistas. Por su parte, las frustradas orcas no se dan por vencidas y continúan nadando detrás de la lancha.

«Fue como ver un episodio de National Geographic en directo», dijo Matt Karsten, autor del video.

Y es que, definitivamente, estos seres no humanos nunca dejan de asombrarnos. Cualquier cosa puede suceder en el a veces surreal Reino Animal. Este fue el caso de esta especie de recreación de la lucha de David contra Goliat, que dio cuenta una vez más de que no siempre el rival más grande resulta el vencedor.

Enlaces patrocinados

La hazaña del pequeño pingüino papúa minó las plataformas digitales. Tuvo que nadar velozmente para escapar con vida, pero, gracias a su instinto y valentía logró burlar a la muerte; los turistas recibieron al ave entre aplausos y gritos de emoción. De esta manera, el ave logró contar otro día, por un pelo.

«Realmente nos emocionó a todos ver cómo este animalito luchó hasta el final por sobrevivir», añadió dijo Matt Karsten.

Si por algo han cautivado tanto a nivel mundial las imágenes registradas, es por otorgar un nuevo acercamiento al mundo animal, con el matiz de una formidable aventura por descubrir y entender, como lo es la vida cotidiana de los pingüinos papúa y otros animales polares.

Enlaces patrocinados

Comparte esta historia con tus amistades y seres queridos. Este tipo de animales son un ejemplo de supervivencia. Pasan meses sin probar bocado, recorriendo cientos de kilómetros para aparearse, a merced de las tormentas polares y otros depredadores de oficio, en medio del gélido páramo.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!