Un pitbull pasó años encerrado en un patio y su reacción al pasear deja a todos entre lágrimas

Hay muchas personas que tienen a un perro con el único fin de convertirlos en “guardianes” de su casa.

Los hacen vivir encerrados en espacios pequeños y no se molestan en brindarles amor, cuidados veterinarios o al menos un techo para protegerlos de la lluvia.

Esta era la triste suerte que vivía un hermoso perrito pitbull llamado Elmo. Por si esto fuese poco, Elmo fue dejado atrás por sus dueños.

Un vecino se dio cuenta de la terrible situación en la que había quedado el peludito y llamó a los rescatistas.

Después de realizar muchos trámites, los voluntarios de KC Pet Project lo tomaron bajo su cuidado y le ofrecieron lo que seguramente eran las primeras muestras de amor que este perrito habría recibido en toda su vida.

Después de su rescate, el pitbull lucía muy confundido y asustado pero no tardó en comprender que se trataba del comienzo de una nueva vida.

“Cuando sabe que va a salir del refugio, luce su hermosa sonrisa. Le gusta correr y conocer a muchas personas”, dijo Tori Fugate, una voluntaria.

Todos los miedos de Elmo quedaron atrás cuando dio su primer paseo. Nunca antes había sentido la libertad de caminar y correr por las calles. Adoraba curiosear todo lo que encontraba y llenó de besos a los humanos que se cruzaban en su camino.

Era especialmente cariñoso con los niños y demostró que tenía un corazón de oro. A pesar de haber vivido tantos años en una situación tan dura, Elmo tenía mucho amor para dar.

“Después de ser abandonado se podría pensar que no volvería a confiar pero no es su caso. Cuando ves a Elmo sabes que es feliz por su bonita sonrisa”, dijo Tori.

Cuando publicaron la reacción de Elmo al dar sus paseos, se robó el corazón de todos en las redes.

Muchos se conmovieron hasta las lágrimas al comprobar lo feliz que era el peludito con algo tan sencillo como unos minutos al aire libre. Una familia condujo más de 5 horas para conocerlo y decidió adoptarlo.

Ahora tendrá un hogar y nunca le faltarán los paseos. Resulta difícil imaginar que un perrito al que le gusta tanto salir tuvo que pasar los primeros años de su vida encerrado en un terrible patio.

“Es seguro decir que será amado y mimado en su nueva casa. Tienen tanta suerte de poder ver esta cara dulce y feliz todos los días. ¡Felicidades a Elmo”, dijo un portavoz del refugio.

Agradecemos el arduo trabajo de los rescatistas para ayudarlo a dejar atrás sus días de encierro y conseguir el amoroso hogar donde  sí le brindarán cuidados, amor y hasta las mejores aventuras.

La linda sonrisa de Elmo lo dice todo: Los perritos merecen encontrar una familia para pasear, jugar y convertirse en unas mascotas felices. ¡Comparte!