Un tierno perrito se niega a que lo separen de su nuevo gran amor: una costosa manta

Hank es un hermoso perrito que tuvo unos primeros años de vida muy difíciles. Sus primeros dueños decidieron que ya no podían hacerse cargo de él y su hermanito, así que se dirigieron a diferentes refugios. Todos los de la zona se encontraban completamente abarrotados así que no pudieron recibirlos y los descorazonados dueños acudieron a un veterinario para que los sacrificara a los dos.

Hank solo era un cachorro cuando fue dejado a su suerte.

Por fortuna, el médico se negó por completo a realizar algo tan cruel. Se encargó de ellos y logró conseguirles un hogar con Alix Tolley. Ahora el dulce Hank adora su familia y sabe que nunca le faltará amor.

Hank ya lleva casi 10 años viviendo con Alix-

El labrador se porta muy bien y nunca ha cometido demasiadas travesuras, pero todo comenzó a cambiar cuando Alix recibió un regalo de su suegra. Se trataba de una manta sumamente especial. Era muy bonita y con una tela tan delicada que la convertía en una verdadera pieza de colección.

“Créanme que sé lo que les digo cuando hablo de que Hank es algo peculiar”.

Hank, por alguna razón, decidió que el regalo era perfecto para él y no tardó en demostrar que había decido tomar el resto de sus siestas en esa deliciosa pieza. Alix y su esposo sabían que la manta era muy costosa para dejarla a las patas del hermoso perrito.

Alix y Hank viven en la ciudad de Washington DC en los Estados Unidos.

Intentaron guardarla, ubicarla en los cajones más altos de la casa, pero parece que no había fuerza capaz de separarlos. Hank y la manta estaban hechos el uno para el otro. El gracioso perro insistió tanto que sus dueños no pudieron resistirse más. Ahora la manta es completamente suya y la lleva con orgullo de un lado a otro de la casa.

A veces con sus mordiscos le abre pequeños huecos pero eso sólo hace que se vaya encariñando más con ella.

Cuando no se encuentra durmiendo cómodamente en ella se dedica a jugar y lo pasa tan bien que a veces parece que la mantita tuviese vida propia. Adora morderla, enrollarla por todo su cuerpo y da las vueltas más divertidas. Simplemente se volvió imposible separarlos.

“La mayoría de las personas no me cree cuando les digo que Hank tiene una ‘situación’ con la manta. Acá está la prueba”.

Most people don’t believe me when I tell them about Hank’s blanket situation. Proof:

Publiée par Alix John Tolley sur Vendredi 20 octobre 2017

Alix decidió compartir este extraño “romance” en las redes. Pocas veces había visto que un perro se encariñara tanto con su mantita así que publicó un video para mostrar a sus familiares y amigos las ocurrencias de su perrito. La publicación se volvió todo un éxito y ahora ha sido reproducida más de 20 mil veces.

Comparte esta graciosa historia para celebrar un amistad tan inigualable como la de Hank por esta elegante mantita.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!