Deja a su perro dentro de su auto encendido y este es sorprendido conduciendo durante horas

Los perros son encantadores, nos alegran la vida con sus travesuras, aunque en ocasiones se les pasa un tanto la mano, en su búsqueda constante de diversión. Tal es el caso de un can en Florida que dejó atónitos a todos cuando decidió ser conductor por casi una hora. 

Un vídeo empezó a circular en las redes sociales y causó sensación de inmediato. 

Se trata de la grabación de un auto que se puede ver dando vueltas marcha atrás, en una zona residencial de Port St. Lucie, Florida en los Estados Unidos. Lo que realmente causa sorpresa es que el conductor del vehículo es un perro, que estuvo al control del volante por casi una hora.

«Al principio creí que se trataba de un vecino haciendo marcha atrás, pero cuando vi que no dejaba de dar vueltas me pregunté qué estaba sucediendo”, comentó Sabol, una vecina de la zona. 

Lo que sucedió fue que el humano dejó el auto estacionado en la calle y a su perrito, un Labrador Retriever llamado Max, adentro en el asiento de atrás. Jamás se imaginó que el can se pasaría al puesto delantero, y pisaría el acelerador con la marcha atrás puesta. 

Avisados por los vecinos, agentes de policía y algunos bomberos llegaron al lugar de los acontecimientos. Se colocaron a manera de prevención a una distancia prudencial, los uniformados se acercaron al auto, y con mucho cuidado abrieron la puerta del conductor para sacar al animalito y evitar males mayores. 

«El perro, llamado Max, accidentalmente puso la palanca de cambios en reversa, haciendo que el automóvil diera vueltas», explicó un agente de policía.

Posteriormente subieron el vídeo a su cuenta de Facebook, donde se dio a conocer el incidente. Una de las vecinas que presenciaron lo ocurrido, bromeó con el perrito. 

«Deberían darle el carnet de conducir», dijo la sonriente vecina.

Por fortuna no había tráfico ni niños, o personas deambulando y nadie salió lastimado por las peripecias de Max. Los únicos daños fueron a un buzón y unos cubos de basura, que el humano del inquieto peludo, se comprometió en reponer a la prontitud, este prefirió mantenerse bajo anonimato.  

El dueño del auto pidió disculpas a todos, estaba realmente apenado por lo sucedido. Es de suponer el gran susto que recibiría el hombre cuando se enteró de la jugarreta de Max, un perro que también estuvo en grave peligro.

El dueño del perro debe reconocer el riesgo que representa dejar por mucho tiempo solo a un animalito dentro de un vehículo. Aunque pueda resultar gracioso lo que hizo el perrito, nosotros como sus humanos debemos ser responsables y estar atentos siempre.

Esta escena que terminó convertida en una anécdota divertida e insólita representó un grave peligro para el perro y también fue un acto de negligencia grave. Pudo tener consecuencias devastadoras.

Este caso viral sirve para alertar a otros sobre el peligro de dejar a las mascotas en el interior de un auto, pueden causar un fatal accidente o incluso verse afectados por las altas temperaturas. Compártelo.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!