Un valiente perrito sufrió una herida en su corazón por defender a su dueño de unos maleantes

Los vínculos que forjamos con nuestras mascotas son de los más hermosos que lograremos tener. Estos peluditos realmente están dispuestos a hacer cualquier cosa para ayudarnos y protegernos.

Felipe Sinisterra siempre ha considerado a su bull terrier su mejor amigo. Un día, ambos se encontraban caminando en el parque cuando un par de maleantes los abordaron.

Felipe y su mascota viven en Philadelphia, Estados Unidos.

Lo que debía ser un simple paseo para Billy casi acaba con su vida. Los maleantes le quitaron a Felipe su billetera y el accedió sin dudarlo para protegerse a sí mismo y a su perrito.

Ellos prosiguieron su camino, pero Billy intuyó que algo no estaba bien y comenzó a ladrar muy asustado. Felipe lo tomó de su correa ya que no dejaría que el bull terrier los atacara.

Billy tiene cuatro años de edad.

El dinero podría recuperarlo después y su mayor prioridad era proteger a su mascota. Sin embargo, los hombres se sintieron amenazados en cuanto escucharon al perro ladrar y voltearon.

Se valieron de su arma y lo hirieron. Una bala llegó hasta el corazón del valiente perrito. En cuanto llegaron los policías llevaron al perrito al Hospital Veterinario Peen Vet’s Ryan.

Los maleantes escaparon en un Honda de color gris.

Su situación era realmente grave. Una herida en el corazón es algo de lo que pocos logran recuperarse pero Billy estaba dispuesto a luchar por su vida.

De inmediato lo ingresaron al quirófano y realizaron dos costosas cirugías. En aquel momento, Felipe no contaba con los recursos para pagar los gastos pero les aseguró a los médicos que encontraría la manera de pagarlo.

En total, las facturas del veterinario sumaban más de 40 mil dólares.

Gracias a la ayuda de más de 30 empleados del lugar y un cirujano, el valiente perrito logró volver a la vida y con el tiempo se estabilizó.

Su proceso de recuperación fue verdaderamente difícil. Tenía muy poca energía pero había logrado sobrevivir y ahora sólo era cuestión de recibir todo el amor que tanto se merecía. Mientras tanto, Billy comenzó a recaudar dinero en GoFoundMe.

“Mi nombre es Billy. Soy un perrito héroe y necesito una segunda oportunidad”, se titulaba la compaña de GoFoundMe.

Por suerte, la historia del valiente bull terrier es tan maravillosa que todos decidieron aportar un poco de dinero y en cuestión de semanas alcanzaron la suma que necesitaban.

Ahora, Billy se encuentra nuevamente en casa abrazando a Felipe. Es un verdadero alivio saber que esta difícil historia tuvo un final feliz.

Comparte este caso para exigir que se encuentren a los responsables de esto. Billy sólo quería proteger a su dueño y esto casi le costó la vida.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!