Un veterinario conduce sin parar durante hora y media para salvar a una perrita de 16 años

No todo el mundo está consciente del amor y cuidados que necesitan los perritos ancianos. Por suerte, hay organizaciones como Mr. Mo Project que se encargan de rescatar y dar una segunda oportunidad a aquellos perritos.

Chris y Mariesa Hughes fueron los fundadores de este lugar tan especial. Para ellos no hay mayor inspiración que su perrita, una chihuahua anciana llamada Mabel.

Mabel tiene nada menos que 16 años de edad.

Mabel sigue siendo muy cariñosa y especial. Lamentablemente, se encuentra cada vez más débil y requiere de todo el apoyo que sea posible.

Hace un par de años los veterinarios del Hospital Veterinario de la Universidad de Cornell la ayudaron con una operación muy delicada. Mabel estaba teniendo serios problemas para respirar así que hicieron un pequeño agujero en su garganta.

“Es muy graciosa, tiene carisma y es amorosa”.

En contra de todos los pronósticos, la valiente chihuahua logró sobrevivir. Sin embargo, recientemente sus dueños llegaron a pensar que la perderían.

Su salud comenzó a debilitarse y cada vez tenía más dificultades para respirar ya que el agujero de su traquea quedó completamente colapsado.

“Muchos nos preguntan por qué no nos rendimos si es tan anciana y con tantos problemas médicos”.

Necesitaba ayuda de un veterinario, pero el que siempre la había tratado se encontraba a varias horas de distancia.

Lo llamaron para pedirle ayuda y él les dijo que lo mejor era que la llevaran lo más rápido posible al consultorio. Chris y Mariesa lo dejaron todo para conducir el largo trayecto.

Chris y Mariesa viven en la afueras de la ciudad de Ithaca en Nueva York.

Sin embargo, el tiempo pasaba y la pobre Mabel estaba cada vez peor. A mitad de camino su lengua comenzó a ponerse de un color extraño así que se detuvieron para pedir ayuda a otro veterinario.

Por desgracia, este médico no contaba los equipos necesarios y no sabía cómo ayudar a la pobre chihuahua. Llamaron una vez más al Dr. Baum y él les dio una maravillosa noticia.

Aun quedaban cerca de dos horas de camino hasta el veterinario de Mabel.

El dedicado médico se sentía muy preocupado por la pobre Mabel así que él y otro doctor decidieron conducir para acudir hasta ella.

Después de una hora y media todos lograron reunirse a mitad de camino. Allí ayudó a la perrita con un tanque de oxígeno y la llevó de vuelta a la comodidad de su casa. Se había tomado el tiempo de conducir una enorme distancia para salvarla, eso sí es un superhéroe.

“Está claro que todavía tiene mucho amor para darnos. Quiere seguir un rato más con nosotros”.

Ahora, Mabel se encuentra descansando con sus dedicados padres. Muchos aseguran que la perrita ya se encuentra demasiado anciana pero ellos no están dispuestos a rendirse con quien es un miembro más de la familia. La dulce chihuahua les dedicó sus mejores años así que ellos la apoyarán siempre.

¿Qué opinas de la gran hazaña que salvó la vida de Mabel? Comparte esta nota para recordar al mundo entero que los perritos ancianos merecen todo el amor del mundo.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!