Un zoológico quebró por la cuarentena y dejó a sus animales sumidos en la miseria y el olvido

Basta dar un par de visitas a los zoológicos para comprender que ese no es el lugar en donde los animales merecen pasar toda su vida. Están forzados a permanecer en jaulas muy pequeñas y no logran socializar con otros animales de su especie

En muchas ocasiones los animales de zoológico no cuentan con la atención veterinaria que necesitan.

Su vida se limita simplemente a convertirse en una fuente de entretenimiento para los humanos. Ahora que el coronavirus ha causado estragos en el mundo entero, los zoológicos se han vuelto aún más peligrosos para los pobres animales.

Al no contar con los turistas, han dejado de contar con los fondos para alimentar a cientos de especies, como sucedió en este zoológico de Tailandia.

El zoológico se fundó en 1997 como una empresa privada.

Un grupo de amigos se dirigió al zoológico. Pensaron que sería una buena manera de distraerse de todo lo que estaba sucediendo pero lo que vieron sus ojos los dejó en completo shock.

El lugar estaba en malas condiciones y todos los animales parecían dejados a su suerte. No tenían fuerzas para moverse y simplemente parecían esperar lo peor.

El estado general del zoológico era de abandono.

Las duras imágenes dejaron a Minh Nuygen y a sus amigos muy preocupados. Los cocodrilos tenían muy mal aspecto y se notaba que algo no andaba bien con su salud.

Además había varios tigres y osos, todos viviendo en una situación lamentable. Al día siguiente, los jóvenes regresaron con un poco de comida y la esperanza de hacer una donación.

El zoológico está ubicado en turística isla de Phuket.

Sin embargo, las autoridades del zoológico les aseguraron que no podían aceptar eso: todas las donaciones debían hacerse en forma de dinero. Los jóvenes seguían profundamente preocupados y decidieron abrir una página de GoFundMe para luchar por los animales del zoológico.

Hasta ahora han logrado reunir más de 40 mil dólares en donaciones.

La principal meta es brindarles alimento y atención veterinaria pero eventualmente esperan contar con los fondos necesarios para organizar los traslados a un santuario o a algún lugar en donde pueda conocer la vida en libertad.

“Primero los explotan y les dan malos tratos. Cuando el dueño del zoológico ya no logra hacer más dinero con ellos simplemente los deja morir. Esto es indignante”, opinó un usuario en las redes.

Minh resaltó que no quiere que la campaña se convierta en una fuente de crítica para los dueños del zoológico y que lo más importante es que todos apoyemos a los animales.

Sin embargo, este tipo de situaciones son muy importantes para recordar que ningún ser vivo debe pasar su vida entre las rejas.

Después de tantos años tras las rejas, estos animales quedaron en el olvido y su vida pende de un hilo. Compartamos esta noticia para exigir justicia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!