Una adorable Golden espera impacientemente cada día para jugar con el hombre de la basura

Todos conocemos la mala reputación que tienen algunas relaciones entre perros y carteros o los empleados de saneamiento, e incluso, con algunos habitantes de su propio vecindario.

Hay que reconocer que algunos peludos pueden ser un poco cascarrabias pero este no es el caso de Shelby, una Golden Retriever que se ha hecho la amiga fiel e incondicional de un trabajador de la limpieza urbana.

Aunque Shelby sólo ve al hombre algunas veces por semana, el escaso tiempo que comparten ha sido suficiente para establecer una bella conexión que la hace emocionarse en cada visita.

Al verlo parece que  Shelby lo hubiese extrañado por años y que lo esperaba con ansias.

Esta amable perrita vive con su responsable humano Joshua Byrne, el hombre la rescató hace un par de años de un refugio en las Carolinas, donde Shelby iba a ser sacrificada.

Afortunadamente, él intervino a tiempo y le regaló una segunda oportunidad, que seguro la perrita agradece infinitamente, y eso lo demuestra en cada momento. Para Joshua, Shelby ha sido una verdadera bendición en su vida pues es muy dulce y amable, y ha llenado su casa de gran alegría.

Pero ya vemos que la Golden no es sólo amable con su familia, sino con todos en el vecindario.

Por ese motivo el Sr. Byrne decidió registrar el ritual de bienvenida que Shelby tiene con el empleado de saneamiento, cada vez que lo ve llegar en su gran camión naranja.

Lejos de atemorizarse por el estruendoso ruido de la máquina, esto parece ser melodía para los oídos del animalito.

Apenas la dejan salir Shelby corre emocionada a saludar a su amigo, sin dejar de agitar su colita con mucha emoción.

Este trabajador amante de los animales se complace en acariciar a su amiga y llenarla de mimos durante los escasos minutos que demora su parada. Mientras, Shelby simplemente se dispone muy gustosa a recibir todos los mimos y caricias.

Después vemos cómo el trabajador se acerca a saludar a Joshua, la energía del vídeo es realmente positiva.

No cabe duda de que Shelby le ha alegrado el día a este hombre, pero además de eso estamos hablando de una criaturita muy generosa.

La Golden intenta compartir con su visita un hueso que sostiene con su boca, pero ¡Claro!, parece que al trabajador no le apetece mucho el aperitivo. Sin embargo, se muestra conmovido con el gesto.

La escena es realmente tierna, sólo basta con que le eches un vistazo para quedar flechado.

¡Aww! Shelby no puede más que llenarnos de ternura con estas imágenes y agradecemos mucho al buen corazón de su dueño que la rescató en el momento justo. Esta bolita de pelo no es más que el reflejo de todo el amor que recibe en casa y de su buen corazón.

Ellos tratan de la misma forma en que son tratados. Comparte esta nota y enséñale a la sociedad que estas cajitas de amor sólo necesitan de ese mismo trato para derramar tanta dulzura.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!