Una amorosa gata adopta una camada de cachorros huérfanos y los cría como si fueran suyos

El amor de los animales es un sentimiento incondicional, especialmente cuando se trata de cuidar una camada de recién nacidos que necesitan afecto, alimento y cuidados.

Sin lugar a duda, es mucho los que nos falta por aprender de estos seres que siempre están dispuestos a ayudar al prójimo sin importar raza, tamaño, color.

Kathryn es una hermosa gata atigrada que fue encontrada en un apartamento de alquiler desalojado mientras ella buscaba un hogar para resguardarse y cuidar a su familia.

Los nuevos inquilinos del apartamento no solo descubrieron a Kathryn,sino también a sus bebés y de inmediato contactaron a Langebaan Animal Care, en Sudáfrica, para pedir ayuda. Pero, lamentablemente ya era demasiado tarde para salvar a la camada de recién nacidos de Kathryn.

Kathryn fue acogida por Izelle Marallich, presidenta de Langebaan Animal Care, donde inmediatamente ella comenzó a rogar por el amor que había perdido junto con sus gatitos.

«Ella era extremadamente cariñosa y no le tenía miedo a mis perros adoptivos. Kathryn rozaba su cuerpo contra el de cada uno de ellos”.

Pareciera que Kathryn necesitaba estuviera buscando ese amor que había perdido. Incluso con su familia adoptiva ella lloraba por su triste experiencia.

«Estaba muy inquieta y lloraba buscando a sus bebés. Fue desgarrador».

La vida de Kathryn cambió cuando una camada de cachorros huérfanos llegó a la casa. Inmediatamente, Kathryn desarrolló un vínculo especial con los cachorros, a quienes lamió para tratar de de calmarlos.

Al principio los perros estaban un poco confundidos y se alejaban de ella, pero su persistencia hizo que la aceptaran como uno más de ellos.

«Comenzaron a acostumbrarse a que ella los lamiera. Ella simplemente se acostó con ellos y nunca se apartó de su lado».

Los cachorros se acostumbraron rápidamente a Kathryn y finalmente comenzaron a amamantar. Desde ese momento, pareciera que la alegría volvió a Kathryn, quien se sintió completa otra vez.

«Ella dejó de estar inquieta y triste, simplemente durmió día y noche con ellos. ¡Todos estaban felices!”

Sin lugar a duda, Kathryn es una madre entregada y dedicó todo su tiempo a cuidar a sus cachorros adoptados. Los acurrucaba, dormía con ellos y dejaba que ellos la cuidaran.

«Ella los protege mucho. Cuando salen del corralito ella se inquieta. Cuando se alejan los sigue y los llama. Solo es feliz una vez que regresaban a su lado».

Los cachorros fueron adoptados, pero Kathryn ahora tiene dos nuevos bebés para atender y cuidar, se trata de un par de gatitos huérfanos que se encontraban abandonados en un campo. Gracias a Kathryn, los gatitos recién nacidos tienen una oportunidad de vivir.

«Nunca había visto a una madre tan dedicada y amorosa».

Izelle se siente muy afortunada de haber encontrado una gata tan maravillosa.

«Hay muchas personas interesadas en adoptarla, pero por ahora se quedará con nosotros y seguirá siendo una madre amorosa hasta que los pequeños gatos encuentren un hogar”.

Si quieres ayudar a otros animales sin hogar a tener una segunda oportunidad en la vida, puedes hacer una donación a Langebaan Animal Care.

Kathryn es un ejemplo de amor y entrega. Comparte esta hermosa historia que nos demuestra que el amor de una madre no conoce límites, sin importar de dónde provenga.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!