Una noble perrita alimenta a la cabrita recién nacida que fue rechazada por su madre

El instinto maternal de algunos animales es realmente sorprendente. Una hermosa perrita llamada Blizzie se encontraba alimentando a su camada de cachorros cuando vio que una cabrita era rechazada por su madre una y otra vez.

La granja queda en Lincoln, Missouri.

La hermosa peludita no lo pensó dos veces y la buscó para convertirla en otra más de sus cachorros. Glori Rushing, la dueña de la granja, decidió dar a conocer el profundo vínculo entre Blizzie y su peculiar hija adoptiva.

“Blizzie siempre ha ayudado a cuidar la granja y las cabras pero nunca había hecho algo así”.

Smore, la cabrita, llegó a la granja y pocos meses después dio a luz a cuatro bebés. Tres de sus crías perdieron la vida tan sólo un par de horas después.

La linda Rita fue la única que sobrevivió pero su madre se negaba a darle los cuidados necesarios. Rita intentaba obtener un poco de leche, pero todo resultó imposible.

“Smore no quería tener nada que ver con Rita”.

Fue allí cuando la hermosa perrita Blizzie llegó al rescate. Ella también había dado a luz un par de días antes y no tenía ningún problema en incluir a Rita como una más de sus cachorros.

Glori se sintió conmovida al ver este amoroso gesto. Después de todo, Blizzie saltó la cerca de su corral para poder llevar a Rita con ella y darle de comer.

Blizzie tuvo cuatro hermosos cachorros.

Se trataba de una altura de poco más de un metro pero nada iba a detener a esta amorosa mamá. Glori decidió que lo mejor sería brindarle un poco de alimento a extra a Rita. Después de todo no sabía qué tan buena podría resultar la leche de perritos para la cabrita.

Rita se lleva de maravilla con los cachorros de Blizzie.

Sin embargo, la cabra rechazaba el biberón una y otra vez. Todo lo que quería hacer era permanecer junto a su madre adoptiva, este maravilloso gesto de amor resultó vital para poder salvar la vida de la cabrita.

Las primeras semanas de vida, estos animales necesitan muchísimo amor y cuidados por parte de su madre.

“Ella resalta un poco por tener las patas más largas pero es como si ella sintiese que también es un perrito”.

Rita contó con la mala suerte de ser terriblemente rechazada, pero el destino le tenía preparada una madre adoptiva que no la dejaría sola. Ahora la cabrita crecerá junto a sus hermanos perritos y siempre se sentirá querida.

¿Alguna vez habías visto algo así? Comparte esta nota para celebrar a la linda Blizzie por su enorme corazón.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!