Una cebra bebé sufre tanto estrés al escuchar fuegos artificiales que no logra sobrevivir

Hope era una linda cebrita que nació en Noah’s Ark Zoo Farm en Somerset. Llegó a este mundo a mediados de marzo cuando las medidas de cuarentena estaban empezando a ser cada vez más serias en el mundo entero.

En tiempos tan difíciles, pensaron que el nacimiento de este hermoso animal podría convertirse en un símbolo de esperanza así que la llamaron Hope. Lamentablemente, la pequeña ha perdido la vida después de tan sólo un par de meses y todo por el uso irresponsable e indiscriminado de fuegos artificiales.

“Esto es algo que afecta profundamente a nuestras mascotas, cebras, caballos y a todos los animales. Es una tragedia”, dijo Larry Bush, el director del zoológico.

Al parecer, un grupo de personas estaba realizando un evento en las cercanías del zoológico. Muchas personas tienen la costumbre de celebrar todas sus fiestas con ruidosos fuegos artificiales sin detenerse a pensar en el terrible daño que esto causa a los demás.

“Sabemos que esta no era la intención de quienes organizaron el evento, pero esto tiene que parar”, dijo el portavoz del zoológico.

Las detonaciones producen sonidos que impactan profundamente a los animales. Los pobres no comprenden lo que sucede y se asustan tanto que su corazón empieza a latir cada vez más rápido. Esto fue precisamente lo que le sucedió a Hope, escuchó tantos fuegos artificiales que quedó aterrada.

No sabía qué hacer y su reacción fue tratar de huir lo más lejos posible. Lamentablemente, en su intento de escapar lejos de las detonaciones, sufrió un fuerte impacto con la valla del zoológico. Perdió la vida inmediatamente.

“Esperamos que esto ayude a la gente a cambiar su perspectiva sobre los fuegos artificiales. Tienen un impacto demasiado grande en los animales”, dijo un portavoz del zoológico.

Hope era una bebé llena de energía, tenía muchos años por delante, pero todo esto se vio bruscamente interrumpido por el terror que le causaron los fuegos artificiales, el cuidado de los animales es un asunto muy serio.

Algunos rescatistas han señalado que la cebra debía estar en su hábitat natural lejos de los humanos o en un santuario donde contara con la ayuda necesaria para evitar estos accidentes.

Es una verdadera pena saber que la celebración de algunos humanos le costó la vida a un animal inocente. Hope era tan sólo una bebé y no merecía sufrir tanto estrés. Esperamos que se llegue al fondo del asunto y se tomen las medidas para ningún otro animal tenga que partir de una manera tan indignante.

Une tu voz y comparte esta noticia para dejar en alto la memoria de la linda Hope y crear conciencia sobre el uso de los fuegos artificiales.