Una denuncia salva la vida de un perro flamélico que llevaba 4 años encadenado sin poder moverse

La cultura de la negligencia tiene las más duras consecuencias en la vida de muchas mascotas, pues aún hay algunas personas que ven a los animales como simples adornos del hogar o un buen regalo para Navidad pero se les olvida que se trata de seres vivos.

En esta ocasión la historia de un perrito, bautizado como Hero por sus rescatista, nos ha roto nuevamente el corazón.

Sus ojitos tristes revelan la profunda tristeza que pasó

El can fue encontrado en un estado deplorable dentro de una residencia en el estado de Georgia (Estados Unidos), para el momento del rescate la criatura se encontraba sujeta a un árbol y pesaba apenas 11 kilogramos.

Para ser un perro adulto de raza grande, era evidente su estado de desnutrición pues otra criatura como él debe rondar entre los 23 kilogramos. Ver ese costal de huesos y ojitos tristes fue muy emotivo para los voluntarios de Go Dogs Go Rescue Inc., que se encargaron de salvarlo.

Así de delgadito estaba Hero el día que lo encontraron.

Pese a que estas personas están acostumbradas a tratar con casos de negligencias y abusos, todos estaban indignados con la realidad de Hero. El perro pasó amarrado casi todos los días durante los últimos 4 años de su vida. 

Esta almita nunca tuvo ni un techo donde protegerse del frío y mucho menos una camita para dormir cómodamente. Lo único que lo acompañaba en sus cuatro años fueron las terribles cadenas con las que su dueño lo tenía esclavizado.

Hero antes del rescate

Una vez los voluntarios lo liberaron de esa pesadilla, Hero fue llevado al refugio de la organización y comenzaron a tratarle sus lesiones. Su cuello estaba evidentemente lastimado, pues el uso permanente de la cadena le causo laceraciones. Además, Hero fue diagnosticado con gusano del corazón.

La noticia fue devastadora para todos, pero los veterinarios hicieron lo mejor por sacarlo adelante y el perrito también demostró ser todo un guerrero. No en vano había podido resistir tanto dolor por años, pues su espíritu fuerte lo sacó adelante y logró incluso vencer la enfermedad.

Pese a todos los malos tratos recibidos, Hero tampoco se convirtió en un animal agresivo y de forma contraria su corazón resultó bastante generoso y su personalidad, tranquila.

“Es muy gentil, amoroso y obediente. No hay dudas de que su primera familia le falló, Hero sólo quiere ser amigable con el resto de las mascotas todo el día”, dijo su rescatista.

Hero ha ganado peso y es un perro saludable pero aún conserva su mirada cabizbaja

Quizás Hero aún tenga los recuerdos de todo lo que sufrió, por eso es más que injusto que estas criaturas deban ser expuestas a estos tratos crueles. Así que no nos cansaremos de denunciar este tipo de casos. Afortunadamente, él tuvo un final mejor al de muchos perritos que mueren diariamente por negligencia de sus dueños.

La vida del perrito pudo cambiar gracias a sus rescatistas y una denuncia hizo la diferencia. Comparte su caso y recuérdales a todos que nosotros somos los únicos que podríamos parar estas injusticias.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!