Una dulce madre ha estado esperando durante toda su vida un hogar para siempre

Hay muchos los amigos peludos que están esperando por un hogar donde puedan convivir con especial afecto. La mayoría de estos cachorros han superado experiencias traumaticas gracias al amor y a los cuidados de quienes se hicieron cargo de su recuperación.

Una vez rehabilitados el personal del refugio dedica sus esfuerzos para encontrarles una familia que cumplan con las condiciones para adoptar a la nueva mascota.

Bonnie Zarrillo es una paseadora de perros que trabaja como voluntaria en el refugio de animales Town of Hempstead Animal Shelter de la Ciudad de Hempstead, en Nueva York, y durante los últimos cuatro años ha caminado con Lexi, una Terrier de seis años que espera una nueva familia.

Ni Bonnie, ni el resto del personal del refugio conocen la historia de Lexi, lo único que saben es que la rescataron cuando estaba extraviada en el 2014. Su propietario inicialmente la reclamó, pero Lexi apareció en el refugio nuevamente un año después, pero esta vez su dueño no volvió por ella.

Cuando Lexi entró por primera vez al refugio, ella era muy reactiva con los otros perros e incluso con las personas, quizás por eso le ha toma mucho tiempo a un perro como ella encontrar un hogar apropiado para ella.

Sin embargo, Bonnie asegura que Lexi ha mejorado desde entonces y después de años en el refugio, Lexi quiere y necesita un hogar.

“Había perdido toda la piel en el costado de su cuerpo y se veía como marcas negras oscuras. El refugio la envió a un veterinario externo para ver qué pasaba con ella, y aseguraron que era por estrés».

Finalmente, en el 2018 las cosas parecían estar mejorando para esta perrita y un hombre la adoptó y se la llevó a vivir a casa rural en Maine.

Lexi vivió feliz durante diez meses. El pelo le volvió a crecer, tenía la atención y los cuidados que tanto había deseado, por fin tenía quien la acariciara y jugara con ella.

Pero tristemente, las circunstancias de vida de su dueño cambiaron, y Lexi fue devuelta al refugio en julio pasado.

«Lloré como un bebé tras verla de regreso en el refugio».

Bonnie reveló que le encantaría adoptar a Lexi, pero tiene un par de gatos con necesidades especiales, y desafortunadamente, Lexi no se lleva bien con los gatos.

Sin embargo, Bonnie visita a Lexi cada dos días para llevarla a caminar y entrenarla. El resto de los días otros voluntarios son los encargados de llevarla a caminar para garantizar que ella salga dos veces al día.

«A Lexi le toma un poco de tiempo entrar en confianza con extraños, pero una vez que lo hace, es para toda la vida».

Lexi es muy inteligente y sabe algunos de los comandos, aparte de los largos paseos a esta hermosa perrita le encanta jugar en la piscina, morder los juguetes y pasar tiempo con cualquier persona que se interese por ella.

«Sé que hay un gran hogar para Lexi, y deseo que llegue pronto. No puedo decir con qué frecuencia me lame las lágrimas, pero poco sabe que son por ella. Lexi tiene mucho que ofrecer, es muy afectuosa. Siempre contará con mi amistad.»

El hogar recomendado para Lexi es un ambiente familiar tranquilo sin otras mascotas.

Comparte la historia de Lexi, una adorable perrita llena de amor y que le encanta disfrutar de todo.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!