Una familia crea unos tolditos para proteger de la lluvia a los perros sin hogar de su calle

El invierno ha llegado a algunos países y con él la pesadilla para muchas criaturas que viven en la calle sin la protección de un hogar. Pero aún en los momentos difíciles parece que la vida no es del todo tan mala, pues hay pequeños ángeles que deciden poner su granito de arena para ser de este mundo un lugar mejor.

Estos tolditos para perritos son evidencia de que aún hay gente buena.

No son necesarios muchos recursos cuando se tiene la intención de ayudar, Juan Pablo Camacho y su familia pusieron manos a la obra para diseñar y construir ellos mismos una carpa improvisada que permitiera a los callejeritos refugiarse los días de lluvia.

Con un poco de madera y plástico, la familia del pueblo de  Quetzaltenango en Guatemala logró armar el protector de lluvia de modo que los animalitos se protegieran no sólo de la lluvia al caer, sino del agua en las calles que podría mojar sus patitas.

La carpa tiene una base de madera gruesa para evitar que los perros se mojen.

El plástico estaba sujeto con un nudo a los protectores de las ventanas de la casa de la familia pero además de brindar un techito improvisado a los peludos, dentro del refugio también dejaron algo de alimento y agua limpia para todo perrito que quisiera tomarla.

El pequeño gran gesto de estas personas podría salvar a cualquier criaturita de pescar un resfriado en esta época e, incluso, de enfermar de gravedad. Por esa razón, captó la atención de una vecina que decidió compartirlo en sus redes sociales.

Pasar por la calle y ver esta escena seguro es algo poco común pero hermoso.

Noemí Morales hizo una publicación elogiando a sus vecinos en Facebook y a ella se sumaron decenas de personas que coincidieron con ella y quisieron dejar también sus comentarios.

“¡Buen Ejemplo! Por favor sigamos el ejemplo de esta Familia vean con que Amor hizo una casita para cubrir de la lluvia a varios perros… Gracias Juan Pablo Camacho Arauz y a tú familia ¡Aplaudimos este Acto de bondad! ¡Sigamos el Ejemplo!”, escribió Nohemí.

Ante la ola de bendiciones que Juan Pablo recibió para su familia, el mismo hombre decidió reaccionar a la publicación y agradecer de forma personal por la receptividad que la comunidad tuvo con ellos por ese gesto tan simple pero cargado de humanidad.

“Muchas gracias para todos y cada uno de ustedes por sus comentarios, deseos y bendiciones manifestados en este espacio, por haberse tomado el tiempo de conocer la historia y darle un me gusta, gracias por compartir la publicación y en especial a Noemii Morales, por tomarse el tiempo de difundirla”, respondió el Sr. Camacho.

Poco es lo que podríamos hacer para agradecerles a estas personas por su bello gesto, pero ser multiplicadores de esta iniciativa y difundir la idea que ha tenido la familia puede ser una buena manera de demostrarle el impacto positivo que tuvo su buena acción. Imagínate si todos los peludos del mundo pudiesen encontrar estas estaciones de amor en diferentes casitas.

Nos encantaría ver nuestras ciudades llenas de estos refugios, porque para ayudar sólo importa la voluntad y acción. Comparte esta nota y cuéntanos si te animas a participar en esta idea.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!