Una familia hace que su perrita reciba la atención de todos en la calle en su cumpleaños N° 14

Para algunas personas una mascota es un miembro más de la familia, por eso cuando estos fallecen resulta un duro golpe emocional. De tal modo le sucedió a Terri Christopher cuando perdió a su amado perrito, pero meses después decidió transformar la pena en algo positivo y adoptó a una peluda llamada Dakota.

La pequeña llegó para hacerlos nuevamente felices

Terri condujo con su familia desde Florida hasta Alabama para adoptar a la diminuta cachorra y a partir de ese día quedó sellado uno de los amores más puro que este hombre ha experimentado en su vida.

Por eso, los 14 años de Dakota no podían pasar desapercibidos

Esta perrita es la consentida de la casa y con sus humanos ha viajado a Costa Rica y las Grandes Montañas Humeantes en Tennessee. La playa siempre ha sido su lugar favorito, por eso cada vez que se acerca su cumpleaños la familia planifica una celebración que involucra sol, mar y arena.

Claro que antes las celebraciones eran más vibrantes, pues Dakota ya no cuenta con las mismas energías. No obstante su amor por la playa sigue intacto.

Ahora disfruta del mar de un modo más tranquilo.

Los recuerdos de cada cumpleaños se mantienen intactos en la memoria de Christopher.

“Siempre hemos celebrado su cumpleaños a lo grande. Por lo general, un día en la playa con una gran sonrisa en su rostro… A medida que crecía, los cumpleaños se volvieron más profundos y se agradece mucho que tengamos la suerte de haber recibido un año más juntos”, dijo Christopher. 

Aunque el paseo es una vieja costumbre, ahora añadieron algo más a la celebración. Terri le dio a la bella Dakota un recorrido de estrella hacia la playa con un llamativo cartel que colgó en la puerta del automóvil anunciándoles a todos el cumpleaños de esta princesa.

“Toca la bocina por mi cumpleaños número 14”, podía leerse en el cartel, mientras que Dakota saludaba a todos en la vía con una gran sonrisa.

Aunque esta no era la primera vez que Terri hacía esta especie de caravana con su familia, el momento resultó bastante significativo pues ayudó a levantar los ánimos Dakota.

“El año pasado a los 13 fue la primera vez que hicimos el letrero de ‘bocinazo por mi cumpleaños’ y el viaje en auto. Tuvo una reacción increíble y realmente pareció disfrutar de toda la atención. Con su salud física en declive durante el [último] año, fuimos muy afortunados de llegar al año 14, así que, por supuesto, teníamos que hacerlo de nuevo», dijo Christopher. 

Un modo bastante peculiar de celebrar otra vuelta al sol dada por una querida mascota. Comparte esta historia y coméntanos cómo suelen ser tus celebraciones ¿consientes tanto como a tus mascotas como lo hacen con Dakota?