Una Golden corre con un indefenso gatito sosteniéndolo por el cuello y su dueño se alarma

Una Golden Retriever valiente y generosa le ha hecho honor a su especie con un acto de solidaridad que quiebra cualquier cliché sobre la relación entre perros y gatos. Porque antes que cualquier diferencia deben prevalecer los buenos sentimientos, esta peluda le demostró a su dueño su gran instinto materno.

Enlaces patrocinados

El gatito no contaba con nadie y encontró a la mejor madre adoptiva.

Mientras daba un paseo cerca de su casa, la peluda se percató de un indefenso felino que necesitaba su ayuda.

El pobre no dejaba de maullar, pues estaba hambriento y con frío, así que esta perrita lo tomó entre su hocico y lo llevó a donde ella sabía encontrarían protección.

La Golden demostró su gran espíritu materno.

El dueño del Golden, sorprendido pero a su vez feliz, decidió socorrer al nuevo amiguito que su mascota había llevado a casa.

El hombre utilizó un biberón para alimentar al gatito y su perrita lo acompañó a cada momento. Los cuidados durante esas primeras 24 horas eran fundamentales para definir el futuro del animalito y tanto la Golden como su dueño estaban dispuestos a hacer todo porque este chico tuviese un final feliz.

Lo cuidaron como a uno más de la familia.

Enlaces patrocinados

En una grabación hecha por el joven se puede ver la evolución del gatito. Desde el primer instante en que su perrita llegó con él en el hocico, el hombre decidió registrarlo.

En la grabación también se aprecia el indiscutible lazo que se estableció entre ambos animalitos. Muchos hablan sobre la rivalidad que existe entre perros y gatos pero hay criaturas que no miran especie, sino el corazón.

Una de esas criaturas es sin duda la heroína canina de esta historia.

Es cierto que por lo general los perros deciden atacar a los felinos pero es algo que hacen por instinto. Puede que en este caso los instintos de esta perrita estén de algún modo domesticado. Eso no lo sabemos, pero lo que sí podemos asegurar es que la chica estableció un lazo inquebrantable con el minino al cual adoptó como su propio hijo.

En la grabación también se muestra el tierno momento en que la peluda juega con las patitas del gatito. Este parece muy relajado y feliz con la compañía de su madre que no sólo procura su protección sino su felicidad.

Enlaces patrocinados

El videoclip deja al descubierto que muchas de las diferencias entre criaturas son establecidas por los mismos humanos. En esta historia no hay especies distintas, sino dos seres que encontraron el uno en el otro a una verdadera familia. 

La fortuna de este gatito cambió con el rescate de esta peluda, comparte esta bella e inspiradora historia con todos tus amigos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!