Una graciosa Beagle se distrae en una competencia pero hace que el espectáculo sea inolvidable

Las competencias para perros se basan en una serie de obstáculos que las mascotas deben superar en el menor tiempo posible. Para ello toman en cuenta su raza, su edad y su estado de salud en general. En muchas ocasiones estos concursos se centran única y exclusivamente en razas de conocido linaje, pero hay algunas que han decidido abrir sus puertas a todos.

La competencia tuvo lugar en el Show Canino de Westminster Kennel Club

Como es de esperar, muchas veces los protagonistas del evento son los ganadores. Pero hay ocasiones, como en una competencia del 2017, cuando un dulce perrito distraído es quien logra ganarse el corazón de todosMia es una cachorrita de Beagle que se dirigió junto a su dueña a la competencia.

Desde el 2013 pueden participar cachorros mestizos, con alguna discapacidad e incluso han llegado a permitir la actuación de gatos.

Mia comenzó con muchísima energía y logró superar los primeros dos obstáculos pero luego olvidó que se encontraba en una competencia y se dispone a olfatear tranquilamente. La audiencia no puede evitar animar a esta dulce perrita; pero cuando los escucha comienza a buscarlos en las gradas e incluso tener ganas de dirigirse a ellos en busca de unos buenos mimos.

El tiempo a superar era de 35 segundos.

Su dueña insiste y le hace señas con la manos para recordarle que salte una barra y siga por el camino indicado. La dulce perrita sigue a toda velocidad por unos segundos pero luego comienza a distraerse nuevamente y no completa uno de los recorridos en barras por donde debe correr en zigzag.

“Demasiado tierna. Felicitaciones a los dueños”.

En su lugar, decide tomar una merecida pausa para rascarse un poco. El público da enormes carcajadas y la curiosa perrita mira hacia todos lados tratando de averiguar de dónde vienen los sonidos. Mia retoma la velocidad nuevamente y sigue la carrera mientras exhibe sus mejores habilidades.

“Lo importante no son los resultados. Hermosa perrita”.

Parece que se ha recuperado por completo pero una vez más, antes de subir una pequeña tabla escucha los gritos del público y vuelve a voltear con curiosidad. No hay duda de que la astuta perrita sabe que se debe a sus fanáticos y se muere por ir a conocerlos y darles un poco de amor.

“Así son los beagles. Se distraen demasiado fácil”.

A pesar de que la dulce Mia no se ganó la ansiada medalla de color azul, se volvió sumamente popular en las redes y ahora es celebrada como una de las mejores participaciones más originales en estas competencias.

Comparte esta para apoyar a la dulce Mia y su gran amor por el público.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!