Una heladería causa polémica con el nuevo sabor a «cuy» y se convierte en el más vendido

Para ser comerciante se necesitan de muchas cosas: capital, ganas de trabajar mucho y mucho tiempo  disponible, pero lo que más se necesita es mucha creatividad para ofrecerle a los clientes algo novedoso y así lograr que el negocio sobresalga entre todas las otras ofertas que ofrece el mercado. Con creatividad fue que una heladería comenzó a ofrecer novedosos sabores que han hecho que se vuelva famosa. 

María del Carmen Pilapaña, quien vive en Ecuador, decidió emprender su propio negocio debido a la difícil situación que actualmente enfrenta dicho país, tomó un curso para emprendedores y así fue como abrió su propia heladería. 

Uno de los helados más exitosos de María del Carmen es el de nada más y nada menos que: helado de cuy. Sí, podría sonar extraño pero al parecer ese sabor es de los más buscados por las personas de ese país; hay que resaltar que en Colombia, Perú, Bolivia y Ecuador es normal consumir a dicho animal. 

Así es, el cuy, que en muchos países es considerado una bella y tierna mascota, en otros lugares es otro de los animales que sirven como alimento para los humanos, y aunque allá es totalmente normal alimentarse de ellos, a muchas personas no se les antoja para nada probar este helado. 

Helado sabor a cuy

Cavia porcellus, popularmente conocida como cuy doméstico, cuyo, conejillo de Indias, cobaya o cobayo, es una especie híbrida doméstica de roedor. Es el resultado del cruce de varias especies del género Cavia realizado en la región andina de América del Sur, habiéndose encontrado registros arqueológicos desde Colombia y Ecuador hasta Perú y Bolivia.

“¡Oh, no, esto es muy extraño, jamás me atrevería a probar un helado, pienso en los lindos cuyes y no es nada bonito que se los coman!”, comentó un internauta. 

María del Carmen innovó con el saber de este helado, ella no sabía si iba a funcionar en su localidad, pero su éxito va creciendo día a día. 

“Mi familia y mi esposo no creían en mi corazonada, pensaron que estaba loca y que a nadie le iba a gustar ese saber, pero por suerte se ha convertido en el que más nos piden”, declaró María del Carmen. 

Le tomó medio año a María del Carmen establecer su negocio, por suerte le ha ido bien y calcula que prepara al menos 150 helados de este sabor al día. 

También ofrece otros sabores extraños como: helado de escarabajos y champiñones, de cangrejo y de pollo, y también son muy pedidos entre sus clientes. 

No cabe duda que tener muchas ganas de salir adelante y de innovar puede ser la diferencia entre sentirse frustrado y salir adelante haciendo felices a los muchos clientes que están ansiosos por degustar cualquier postre. 

Comparte esta curiosa nota ¿Te atreverías a probar un helado con sabor a cuy? ¿O simplemente el pensar en la tierna y graciosa carita de este animalito no te lo permitiría?

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!