Una niña epiléptica y un perrito tienen una seria conversación completa en su propio idioma

Crecer al lado de una mascota es tener en casa a tu mejor amigo, ese que no sólo te escuchará sino con el que ríes y cuentas cada una de las travesuras. Y como la amistad no sabe de barreras, una hermosa niña y su perrito han encontrado la mejor manera de entenderse a través de un divertido “idioma” inventado por ellos.

Dude es un lobo siberiano que se convirtió en el mejor amigo de Everlee, la niña de 2 años con la que ha estado desde que era pequeña.

Estos amigos incondicionales viven en el estado de Washington, Estados Unidos, y se la pasan  tramando más de una aventura juntos pero lo que más le asombra a sus familia en esta indudable conexión, es la capacidad que tienen de poder comunicarse a su propio modo.

Everlee y Dudde no necesitan hablar un español perfecto, ni cualquier otro idioma pues se han convertido en los creadores de su propia lengua.

Estos chicos deleitan a todos en casa con sus entretenidas pláticas y las más fervientes discusiones. Quizás hablen sobre el clima, la comida o quién debería recoger los juguetes, eso no lo sabemos. Pero lo que sí nos queda claro es que se divierten en grande con las conversaciones.

Lo más hermoso de su conexión es el hecho de que la pequeña Everlee padece de epilepsia, una enfermedad del sistema nervioso que provoca repentinos ataques de convulsiones violentas.

Debido a esto, el habla de la niña no se ha desarrollado de modo normal, pero parece que su amistad con Dudde le está sirviendo de terapia.

Todos sabemos que los perritos además de leales y amorosos son unos seres que en ocasiones pueden ayudar a los pacientes a superar ciertas enfermedades o condiciones. De allí que se les entrene para ser perros de servicios de personas autistas, invidentes o con problemas motores, entre otros.

Este tierno vídeo fue capturado y compartido por la familia de Everlee para demostrarles a todos que el amor supera cualquier condición.

Aunque el dúo no luce muy afinados, sabemos que la pequeña está tomando mayor confianza para poder hablar con normalidad y nos alegra que lo haga de la mano, o pata, de su mejor amigo: Dudde. Este perrito amable es más que protector con Everlee, así que sus conversaciones deben tener un hermoso propósito.

La solución a muchos problemas puede estar en el alma generosa de quienes menos pensamos. En honor a Dudde comparte esta historia y recuérdales a todos la razón por la cual debemos amarlos y cuidarlos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!