Una osa y su cachorrito pierden la vida injustamente por subirse a un submarino

Es una pena saber lo difícil que ha resultado para muchos aprender a convivir con la naturaleza y los animales. Cada especie que habita este mundo desarrolla un papel muy importante, pero hay seres humanos que no hacen más que destruir todo lo que se encuentra a su paso.

Todo sucedió en la península de Kamchatka donde viven más de 10 mil osos marrones.

Recientemente, se difundió un video sobre dos osos que se encontraban en la base Vilyuchinsk de Rusia. Al parecer, su comportamiento era completamente inofensivo pero alguien decidió que simplemente debían eliminarlos.

“Acabamos con su tierra, con su comida y con sus vidas. ¡Qué vergüenza! Ellos no le hicieron daño a nadie”, se lamentó un usuario en las redes.

Se trataba de una osa mamá con su cachorro, ambos se encontraban algo delgados y subieron a un submarino de la armada rusa. Lamentablemente, los humanos que se encontraron a su alrededor decidieron clasificarlos como una amenaza.

Normalmente estos osos se alimentan de raíces, frutas y miel.

Los osos estaban mirando hacia el mar cuando de pronto se escucharon dos detonaciones, uno de ellos cayó al mar estrepitosamente. Su único error fue acercarse tanto a los humanos que sin pensarlo dos veces acabaron con sus vidas.

“No hay otra manera. Si los hubiésemos ahuyentado, habrían llegado a los pueblos cercanos. Así es como se debe pelear contra los osos en Kamchatka”, dijo un hombre durante el video.

En cuanto el video se difundió en las redes, muchas personas alzaron la voz en contra de la injusta decisión de no ofrecerles una oportunidad a los osos y atentar contra su vida sin contemplación e injustamente.

Un portavoz de la Armada Rusa aseguró que el asunto fue consultado con expertos y llegaron a la conclusión de que lo mejor sería llamar a un militar con experiencia en cacería.

Los animales cruzaron la bahía de Krasheninnikov hasta llegar a un submarino en las cercanías de Ribachiy.

El canal de noticias Baza, dio una explicación que no ha hecho más que dejar a todos los defensores de los animales aún más indignados.

“La madre se encontraba desnutrida y herida. El cachorro se iba a volver agresivo sin la presencia de su mamá”, dijeron en el canal Baza.

Es verdaderamente indignante saber que decidieron acabar con ellos sin brindarles una segunda oportunidad. Los animales merecen estar tranquilos en su hábitat natural. En casos de heridas o desnutrición lo mínimo que merecen es atención veterinaria y la oportunidad de vivir en un refugio en el que velen por su salud y bienestar.

Une tu voz y comparte este caso para exigir que ningún otro oso sufra esta penosa suerte.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!