Una pacífica llama acude a las protestas en las calles y su reacción se hace viral

Muchas veces, el mundo no les da el reconocimiento que merecen; pero los animales de terapia han generado un enorme impacto en nuestras vidas. Ahora, una linda llama se ha convertido en un símbolo de paz y tranquilidad en medio de las protestas del movimiento Black Lives Matter.

La llama solía dedicarse a ayudar a personas con estrés postraumático y niños autistas.

Es conocido como “Caesar the No Drama Llama” (Caesar, la llama sin drama), y basta dar un vistazo a su esponjoso pelaje para comprender que realmente se ha ganado su nombre. Larry McCool es un experto en estos animales y trabaja en la granja Mystic Llama. Cuando conoció a Caesar, no tardó en darse cuenta de que estaba hecho para dar amor a todo el mundo.

Larry ya lleva cinco años trabajando con Caesar.

Normalmente, estos animales no son los más acogedores del mundo pero Caesar estaba dispuesto a pasar el día entero abrazando a todos. De inmediato, Larry comenzó a hacer las diligencias para entrenarla como un animal de terapia.

“Hay una ligereza en el aire cuanto está cerca. Eso es lo que la gente necesita en este momento. Caesar iluminar el rostro de todos”, dijo Trish Conlon, una mujer que se ha encontrado varias veces con la llama de terapia.

Durante los últimos meses, las protestas han alcanzado peligrosos niveles de tensión. Muchos han resultado heridos pero están determinados a seguir alzando la voz. Por suerte, Caesar está allí para apoyar la causa. Larry conduce un par de horas cada día para sumarse al movimiento.

“Es una llama suave y adorable. Es maravilloso estar a su lado. Inspira una presencia tranquilizadora y llena de paz”, dijo AnnMaré Cruz, una artista que conoció a Caesar.

Una vez que llega, todos quedan encantados con Caesar y se dirigen a conocerlo y a probar sus famosos abrazos. El resultado es todo un éxito. Todos los que conocen a la simpática llama quedan con una enorme sonrisa en el rostro y las protestas continúan de una manera pacífica.

“Caesar trae calma. Siempre logra darle la vuelta a un momento de tensión. Todos simplemente lo aman”, explicó Larry.

Como es de imaginar, llevar a una llama a este tipo de protestas no es tarea sencilla. En ocasiones, los oficiales comienzan a reaccionar con gases lacrimógenos y la tensión no hace más que escalar rápidamente.

Caesar mide 2 metros y medio y pesa 160 kilos.

En todo momento, Larry se encuentra preparado para acudir a un lugar seguro y mantener protegido a su leal compañero. A pesar de todo, más de una vez la policía ha decidido unirse a los manifestantes en su gran amor por la llama.

Larry vive en las afuera de la ciudad de Portland en Estados Unidos.

No hay dudas de que Caesar puede generar un impacto muy positivo al acudir a las protestas. Estamos viviendo tiempos muy difíciles pero nada mejor que recordar con un peludo abrazo que todo va a estar bien.

Une tu voz y ayuda a propagar el bonito mensaje de amor de Caesar, la llama pacífica. ¡Comparte!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!