Cuando supieron que su perro estaba a punto de morir gastaron 50.000 dólares para clonarlo

Nadie quiere vivir la experiencia de recibir un devastador diagnóstico que atente contra la salud de un ser querido.

Y justamente esto fue le sucedió a la Alicia y David Tschirhart, de Escondido, cuando el veterinario les informó que Marley, su adorable labrador tenía cáncer.

Ante esa devastadora noticia, la pareja empezó a evaluar la decisión de clonar a su amada mascota, quien les había salvado la vida mientras estaban en una excursión.

La pareja gastó 50.000 dólares para clonar a Marley al no poder soportar la posibilidad de perder a su mascota para siempre.

Lamentablemente, Marley falleció hace 5 años, pero ahora tienen a un nuevo perrito con características notablemente similares a quien fue su amada mascota.

Alicia y David revelaron que Ziggy, su nuevo cachorro, tiene una «personalidad idéntica» a la de Marley. 

«Tienen la misma personalidad, juegan igual, prefieren los mismos juguetes«, dijo Alicia.

Cuando los Tschirhart descubrieron que el pronóstico de su mascota era reservado quedaron muy devastados, y desde ese momento contactaron a ViaGen para que se hicieran cargo de la clonación.

Un portavoz de ViaGen reveló que la compañía utiliza la misma tecnología que implementaron para clonar a la oveja Dolly en 1997.

También informaron que este servicio tiene una demanda creciente, tanto así que, actualmente tienen una lista de espera de un año.

Alicia y David, explicaron que querían clonar a su mascota porque ella les salvó la vida en una excursión que hicieron cuando Alicia estaba embarazada de tres meses.

«Esto fue en 2014, Marley tenía 12 años, y Alicia cerca de 4 meses de embarazo», dijo David.

Alicia se había agachado para recoger un palo, pero no se había dado cuenta de que muy cerca había una serpiente enrollada.

«De repente vi a Marley salir corriendo delante de mí, arañando y cavando el suelo donde Alicia tenía la mano«, agregó David.

Marley protegió a sus dueños y logró ahuyentar al reptil antes de que los atacara y les hiciera daño. Gracias a Marley no hubo nada que lamentar y la excursión tuvo un final feliz.

La pareja dijo que no se han arrepentido de haber gastado ese dinero para clonar a su mascota, y que nunca lo harán, porque para ellos la oportunidad de que sus hijos tengan la oportunidad de crecer con algo más que un recuerdo de Marley no tiene precio.

Ambos decidieron publicar su historia para que otras familias que estén pasando por lo mismo conozcan la opción de la clonación, compártela y déjanos saber tu opinión.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!