Una perrita agoniza durante horas en un basurero hasta que finalmente alguien se apiadó de ella

Parece difícil de creer, pero hay personas que no hacen más que mirar hacia otro lado si se topan con un perrito en apuros. Esto fue lo que sucedió en un vecindario por donde diariamente transita muchísima gente.

Muchos de ellos vieron que había una perrita tristemente herida tratando de que alguien la ayudara. Su estado de salud era tan grave que la pobre no podía moverse ni un centímetro.

La perrita fue rescatada en las calles de Los Ángeles.

Simplemente se quedó allí con la esperanza de que alguien se apiadara de ella. Por suerte, alguien llamó a los rescatistas de Hope for Paws.

Al confirmar que la perrita no podía moverse quedaba claro que había que acudir allí lo más pronto posible. Ethan siguió las indicaciones del vecino que los llamó y llegó al basurero cerca del cual se encontraba la angustiada perrita.

Según testigos la perrita estuvo sin moverse durante poco más de 24 horas.

Habían pasado muchas horas y la pequeña ya parecía resignada a que nadie lo ayudara. Ethan se acercó con mucha delicadeza. A pesar de todo el dolor que estaba sintiendo resultó ser una perrita muy amorosa.

Estaba agotada pero parecía comprender que Ethan la ayudaría y la llevaría a un lugar mejor.

La perrita tenía una seria fractura en pelvis.

Decidieron llamarla Lady y la llevaron de inmediato a un veterinario. Necesitaría de mucho tiempo y amor para poder recuperarse y comenzar una nueva vida. También se encontraba muy hambrienta.

Después de todo vivía en las calles y durante las últimas horas ni siquiera contaba con la opción de moverse para tratar de encontrar alimento por sus propios medios.

Los rescatistas creen que la herida fue causada por el impacto de un automóvil.

Por suerte, todo aquello ahora es cosa del pasado. La operación de Lady fue completamente exitosa y demostró ser la perrita más dulce del mundo.

Lady recibió los cuidados que tanto necesitaba para recuperarse en un hogar temporal y un par de meses después encontró a su familia definitiva. Su transformación fue tan grande que realmente le cuesta reconocer en esa perrita llena de alegría a aquella que rescató en medio de un momento tan desolador.

Ethan visita regularmente a Lady en su nuevo hogar.

Celebramos este maravilloso rescate. La dulce Lady tuvo que pasar por una agonía de más de 24 horas pero finalmente recibió la ayuda que tanto necesitaba. Su caso es un ejemplo más de que con una simple llamada podemos cambiar para siempre la vida de un perrito en apuros.

Comparte la inspiradora recuperación de esta perrita. Al dar a conocer estos rescates lograremos dar un granito de arena para que cada vez menos perritos sufran el peligro de vivir en las calles.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!