Pensaron que era víctima de maltrato hasta que un veterinario examinó sus cejas de cerca

La tendencia de la moda en cuanto a las cejas, son las gruesas, marcadas y oscurasTodas las mujeres las quieren así. Pero una perrita en Rusia, no se quedó atrás y sorprendió con unas cejas que podrían ser la envidia de cualquiera de las Kardashian.   

Una perrita de pelaje claro que vive en la calle en la ciudad de Bratsk, en la región del Óblast, Irkutsk, en el centro-sur de Rusia, ha dejado perplejas a las personas que la encontraron.

Llegó al refugio con tan solo 3 meses de edad

Lo que más impresionaba eran las marcadas y gruesas cejas que tenía, muchos pensaban que se las habían pintadoUn grupo de personas, temiendo que fuese objeto de malos tratos la llevaron al refugio de animales Dobriye Ruki para ser cuidada, y pudiera encontrar una familia que la adopte. 

Los voluntarios hicieron públicas las fotos, donde resaltaban el par de espeso pelo negro en forma de cejas sobre sus ojos, de inmediato se convirtió en una sensación en Internet.

Los expertos del refugio creen que se debe a que la perrita tiene una mezcla de Husky, las cejas son un distintivo de esa razaPara estar seguros de que no se trataba de que se las habían pintado, buscaron la opinión de un veterinario, el especialista en animales confirmó que eran reales.   

El toque exótico del rostro de la perrita la hacía muy cautivadora para todo el que se le acercaba. Una mujer de nombre Oksana con solo verla quedó enamorada y decidió adoptarla 

En el refugio le llamaron Frida, pero su madre humana le cambió el nombre a Betty

En virtud del rasgo distintivo en su carita, la habían llamado Frida, en alusión a Frida Kahlo, la conocida pintora mexicana que tenía unas cejas prominentes. Y su look es tan particular que hasta salió en la tv mientras vivía en el refugio animal, fue entonces cuando Mamá Oksana la vio y se enamoró de ella.

«Soy la dueña más feliz de la perrita más genial de la historia. Incluso conoce dos órdenes: siéntate y ven aquí», dijo la humana.  

Oksana, feliz, enamorada y muy orgullosa de su mascota, decidió cambiarle el nombre a Betty, dice que es una perrita de lo más dulce y encantador y le encanta obedecer las órdenes que le da. ¡Buena chica, la cejuda! 

Mamá ahora no deja de consentirla, le gusta que se divierta y le compra muchos juguetes para que la pase bien, no deja de pensar en por qué la abandonaron en la calle siendo tan pequeña y hermosa.

«Le compré un montón de juguetes. Y duerme en la cama», dijo la madre humana. 

Ahora Oksana solo piensa en el tiempo que puede tener para disfrutar a su hermosa Betty. Así que tiene en mente llevarla a un veterinario para que la saque de dudas con respecto a su verdadera edad, calculada a partir de los 3 meses que se piensa tenía cuando la rescataron.  

Comparte esta inusual y divertida historia con todos tus amigos y conocidos. Y aprendamos a amar los rasgos que hacen tan especial a cada uno de nosotros. Ya quisiera yo estar a la moda como ella.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!