Perrita que creía que estaba sola en casa, de repente se da cuenta que papá la vigila

Dejar a nuestra mascota sola en casa es un momento algo triste para cualquiera . En ocasiones, aunque solo nos marchemos durante unas pocas horas, no dejamos de pensar cómo estará, qué estará haciendo o si nos estará echando de menos. Aún más, nos preocupan si son tan traviesos como nuestra protagonista.

Pues bien, debes saber que tu perro también piensa en ti durante este tiempo, pero, en el caso de la perrita Bella, no solo recordó a papá y cuidador, sino que tal parece que se dispone a hacer desastres en la residencia, creyendo que se encuentra sola ya sus anchas.

Creyó que sus travesuras pasarían totalmente desapercibidas y saldría impune, pero estaba bien equivocada. Resulta que, Bella estaba being vigilada por su responsable y filmada en un simpático video publicado en Internet. Cuando le oyó la voz , se sorprendió al ser descubierta in fraganti a punto de hacer de las suyas.

No podía creer que papá la estuviera llamando cuando pensaba que estaba sola

“Bella, ¿dónde estás? ¿Qué estás haciendo, mi niña bonita? Te conozco. De seguro, estabas planeando hacer diabluras, ¿cierto? ”, Se escucha al hombre decirle a su peluda mientras esta no sabe dónde meterse.

Todo esto era nuevo para Bella y aún no se sabe si en verdad se estaba preparando o no para cometer alguna de sus travesuras típicas. Lo que sí es seguro es que, de haberlo hecho, las pruebas en su contra hubiesen registro registrado y vería sus planes frustrados.

Se ve tan tierna tratando de encontrar a su cuidador dentro de la cámara

“Después de todo, Bella es una chica tan dulce y buena quien, aunque sea muy inquieta y juguetona, sería yo incapaz de castigar. Son muchos años acompañándome. Ya estoy acostumbrado a sus locuras cotidianas ”, agregó su papá humano.

Cuando las mascotas ya han descansado lo suficiente y sienten que aún no has regresado a casa con ellos, ¡tienen ganas de verte! Entonces es cuando empiezan a ponerse algo nerviosos : quieren y pasarlo en grande, no estar en casa solos y aburridos sin nada que hacer. Tal como Bella.

En este punto, los perros que sufren ansiedad por separación pueden empezar a hacer sus travesuras: llorar, ladrar, mordisquear objetos e incluso orinar . Es muy importante no regañarlos, sino, en cambio ofrecerle juguetes y accesorios para que pueda distraerse y hasta considerar la opción de visitar a un especialista.

Otros ejemplares quienes no sufren por este problema, simplemente juegan un poco con sus juguetes, dan una vuelta, beben agua. Intentan entretenerse con lo que pueden o, sencillamente se echan y siguen descansando mientras llegamos a casa a abrazarlos.

La dulce cara de Bella escuchando a papá a través de un sistema de seguridad se quedará guardada en la memoria de todos para siempre.

Quizás, después de tanto alboroto pienses que tu perro no se alegra al verte, pero, la verdad es que, cada vez que se separa de ti te echa mucho de menos. Ellos son como nosotros. ¡Necesitan del calor humano de sus seres queridos para sentirse mejor!