Una perrita llora al reencontrarse con quien era su entrenador cuando era miembro de la policía

Wangwang, es una hermosa perrita pastor alemán de 8 años que tras varios años de servicio con la policía de Xichuan fue retirada en el 2019, por lo que fue separada de su entrenador.

Enlaces patrocinados

Después de su retiro, el personal se encargó de conseguir un hogar para Wangwang donde pudiera pasar sus últimos años. Afortunadamente, no pasó mucho tiempo para que Wangwang tuviera nuevos padres que la llevarían a casa para darle mucho amor.

Aunque esta adorable perrita está muy feliz con su nueva familia, su ex entrenador todavía la recuerda con especial cariño, y decidió hacerle una visita mientras patrullaba en un barrio cercano a su hogar.

A pesar de que esta perrita fue retirada de la policía hace un par de años, reconoció la voz y el olor de quien fue su entrenador durante el tiempo de servicio, se emocionó tanto al verlo que se le salieron algunas lágrimas.

Realmente una vez que tenemos un vínculo especial con un perro, se puede decir que existe un lazo de amor y amistad que perdura para toda la vida. Así lo demuestra el maravilloso encuentro entre este agente de la policía china y la perrita olfateadora a la que entrenó durante los últimos años.

Enlaces patrocinados

Este emotivo encuentro quedó registrado en un vídeo que fue compartido en las redes sociales conmoviendo a cientos y cientos de usuarios. En las imágenes se puede ver a este hombre uniformado parado afuera de la casa de Wangwang mientras la llama para que salga.

Y cómo si el tiempo no hubiese pasado, la perrita corrió hacia el exterior sabiendo perfectamente quién la estaba buscando.

Cuando llegó a donde estaba su su ex entrenador no pudo contener la emoción y comenzó a saltar de alegría. Wangwang se fue directamente hacia las manos de su amigo policía, es una perrita muy tierna y juguetona.

Tras enfocar la cara de Wangwang pareciera que ella estaba llorando de emoción mientras el policía le hacía mimos.

Enlaces patrocinados

“Se nota que Wangwang echa mucho de menos a su entrenador, así lo demuestra tras ponerse panza arriba”, comentó un usuario.

Cuando los policías decidieron que era la hora de volver a patrullar las calles Wangwang, ella se negó a dejarlos y se sentó justo al lado de su amado entrenador para evitar que se fuera.

“A la cachorrita se le están aguando los ojos. Los perros son compañeros leales, ¡por favor trátenla bien!”, dijo otro de los usuarios en las redes.

Realmente no quería alejarse de quien fue su fiel maestro durante sus años de servicio en la policía de Xichuan.

La reacción de la perrita demuestra cuánto amor y gratitud hay en su corazón, además, comprueba que sí tienen sentimientos con los cuales nos ofrecen una amistad incomparable y para siempre. Comparte este reencuentro.

Enlaces patrocinados
¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!