Una perrita se aferra al juguete que es similar a ella como si fuera su propio hijo

Todos los dueños de mascotas saben que un juguete no es suficiente para los peluditos de la casa, especialmente si son cachorros. Algunos perritos juegan tanto con sus pelotas o muñecos favoritos que terminan completamente destrozados.  Esto es algo que un perrita llamada Luca ha venido a cambiar.

Luca fue adoptada con apenas unas semanas de vida.

Sus dueños no tardaron en darse cuenta de que tenía mucha energía y adoraba convertir cualquier objeto que se encontraba a su paso en un juguete. Karissa, su mamá, decidió que lo mejor sería comprarle tantos juguetes como fuese posible y entrenarla para que aprendiese a no dañar nada en la casa

Luca es de la raza conocida como Malamute de Alaska.

El resultado fue todo un éxito. La astuta perrita aprendió a reconocer sus juguetes y se disponía a jugar con ellos hasta destrozarlos. Todos a excepción de uno que tiene la forma de un perrito muy parecido a la hermosa Luca.

“Todos los perritos deberían tener un juguete así de especial”, dijo un internauta.

Cuando la peludita tenía tan sólo 8 semanas de edad adoraba tomar sus siestas abrazada a su juguete. No había dudas de que realmente había forjado un vínculo muy peculiar con el muñeco, pero nunca pensaron que realmente permanecería intacto a lo largo de los años.

“¡Qué perrita tan hermosa! Se nota que ese muñeco la ayuda a sentirse segura y feliz, especialmente si lo tiene desde que era pequeña”, opinó un usuario en las redes.

Ha pasado el tiempo y la traviesa Luca ha seguido destrozando todos los juguetes que llegan a su casa. Sin embargo, siempre se asegura de abrazar tiernamente al muñeco de felpa y sigue utilizándolo como un leal compañero a la hora de dormir.

“Hay cosas que nunca cambian. Luca puede dañar todos los muñecos a excepción de su favorito”, explicó Karissa.

Las imágenes de la hermosa perrita tomando la siesta abrazada al malamute de felpa han dejado a todos conmovidos. Es algo sorprendente de ver, especialmente si comparamos lo mucho que ha crecido Luca. Se ha convertido en una perrita adulta pero su amor por su juguete simplemente permanece intacto.

Luca ya tiene seis años de edad.

Cada vez que llega la hora de dormir, Luca se dispone a buscar al muñeco por toda la casa con mucha paciencia. Todos tenemos alguna rutina para ir a dormir, pero puede que ninguna sea tan adorable como la de esta hermosa perrita.

¿Tus mascotas tienen algún juguete favorito? Cuéntanos qué opinas de Luca y no dudes en compartir esta nota para dar a conocer su gran amor por el muñeco de felpa.

Más noticias sobre: