Una pizzería le pide a un invidente que se cambie de mesa para que su perro guía no sea visible

Nuestros amigos peludos son seres especiales siempre dispuestos ayudar a quienes lo necesitan. Es realmente admirable el amor y el corazón incondicional para apoyar a quienes tienen alguna discapacidad tratando de hacer que su vida sea lo más normal posible.

Lo que no merece ningún reconocimiento es el comportamiento de algunas personas que excluyen y desprecian a estos animales llenos de amor.

Es lamentable que pasen situaciones como la que vivió Pedro Delgado, de Tenerife (España), un invidente, junto a su esposa y su perro guía tras ir a una pizzería.

 Se tuvieron que retirar sin comer porque su perro no podía estar en el local.

Pedro y su esposa manifestaron su molestia después de que le negaran la permanencia a Veiro, su perro de servicio, en una pizzería de un centro comercial en Santa Cruz de Tenerife.

Después de salir del trabajo los tres fueron a la Pizzería Meridiano para comer e inmediatamente después que se sentaron fueron abordados por el camarero, pero lejos de atenderlos le pidió que se cambiaran de mesa.

«Nos dijeron que nos cambiáramos de mesa para que el perro fuera menos visible para el resto de los clientes», dijo Pedro.

Pedro dijo que le preguntó si la solicitud era porque ellos molestaban el paso de las personas u obstaculizaban el trabajo de los camareros, asegurando que la respuesta que recibió era que se trataba de un lugar de comida y el perro podría molestar a alguien.

Entrevista en la Televisión Canaria sobre la problemática que veces nos encontramos los usuarios de Perros Guía.

Publiée par Pedro Delgado sur Mercredi 30 octobre 2019

Sin lugar a duda esto es una situación muy lamentable y Pedro no iba a dejar a su amigo peludo afuera, por lo que él y su mujer decidieron marcharse junto a Veiro.

“Nos marchamos porque no teníamos tiempo para esperar a la policía».

Presuntamente este tipo de situación no era la primera vez que sucedía en esta pizzería, razón por la cual Pedro y su mujer hacen un llamado a los responsables del local para que no sean excluyentes y tomen acciones que permitan la inclusión.

“No tendrán siempre la misma suerte, esta vez se han escapado de una sanción económica que puede ser bastante elevada».

Es triste que esto ocurra, nuestros amigos peludos son seres amigables y sociales, especialmente si se trata de un perro guía, que supone un comportamiento adecuado bajo cualquier escenario por parte del animal.

En la #PizzeríaMeridiano en el @ccmeridiano, nos dicen que nos cambiemos de mesa, no porque mi #perroguía molestase sino…

Publiée par Pedro Delgado sur Jeudi 24 octobre 2019

Días después del incidente, el camarero de 24 años, Tomás Disla, quien tenía 3 años trabajando en la pizzería, dio su versión sobre el incidente.

Tomás declaró que cuando vio que Pedro y su mujer se habían sentado con el perro guía, se acercó a preguntarles si podían mover el perro o cambiarse a otra mesa para que no obstaculizara el camino de los camareros y de los clientes.

El camarero añadió que es la misma petición que le hacen a alguien cuando llega con un carrito de bebé o con bolsas de compra, y que nunca habían tenido ningún problema.

Sin embargo, dice que recibió una respuesta inadecuada y los dejó, pero al instante Pedro y su mujer se marcharon con el perro.

Paula Torres, la dueña del local, apoya la versión de su empleado, y sostiene que desde que abrieron sus puertas al público, hace 10 años, no les había sucedido nada igual, sin embargo, manifestó su disculpa.

Asegura que sus empleados conocen la normativa del local, especialmente sobre el trato a los clientes, y que Tomás se sintió muy mal con lo sucedido.

Comparte esta noticia y ojalá que estos incidentes no sigan pasando, nuestros amigos peludos son seres especiales y los «mejores amigos del hombre».

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!