Captan al hombre que tras acercarse a un perro gravemente herido, se sacó la camiseta

Un hombre fue captado acercándose a un perro. Pocos imaginaban que se trataba de una criatura tan vulnerable y el gesto inmediato del héroe por el perrito necesitado, ha dado la vuelta al mundo.

Aunque seamos testigos a diario de tanta maldad, indolencia a indiferencia, las buenas acciones de algunas personas sirven para recompensar los actos terribles y nos invitan a creer nuevamente en la humanidad.

Por ese motivo, el acto de un hombre en Brasil no puede dejar de provocarnos un gran agradecimiento y las ganas de ponernos de pie para aplaudirle por su gran corazón.

Su nombre es Wilson Martins y vive en Coutinho, Brasil, aunque realmente es oriundo de Río de Janeiro.

Este hombre es de la clase de personas que no puede cegarse ante el dolor ajeno y por eso cuando ve a algún animalito abandonado o sufriendo, hace todo para ayudarlo.

Aunque Wilson ha dedicado su vida al rescate y protección de la vida animal, tuvo un gesto más que especial con un perrito y robó el corazón de muchos. Al punto que se hicieron virales generando miles de comentarios en línea y alabanzas para el héroe.

Los hechos sucedieron hace unos meses atrás, cuando un perrito en las más deplorables condiciones se cruzó por el camino de Wilson y éste no dudó en ayudarlo.

El hombre fue fotografiado protagonizando un verdadero acto de amor y compasión

hombre

El animal estaba sucio y desnutrido pero además tenía una lesión abierta en su cabeza la cual se encontraba infectada, por lo que si no recibía ayuda inmediata, podía peligrar su vida.

Era evidente que Wilson debía actuar rápido si quería salvarlo, así que tuvo el mayor gesto de amor: se quitó su camiseta y envolvió la cabeza del animalito en un intento por detener el sangrado.

Inmediatamente después, con infinita delicadeza y consternado por ver al perro así, lo tomó entre sus brazos para cargarlo, y llevarlo a que recibiera atención urgente.

Al levantarlo, Wilson notó que el perro también tenía lesiones a la altura de su ingle, así que realmente necesitaba ver a un veterinario.

Antes de ver el especialista, él mismo decidió auxiliarlo y limpió las lesiones con una gasa y agregó algo de pomada para calmar un poco el dolor del perrito, mientras lograba llegar al consultorio del veterinario.

Especialmente, trató de rodearlo de mucho amor hasta que pudieran aliviar su dolor

El especialista determinó que la lesión del can se debía a una quemada. Nadie se explica cómo pudo sucederle eso o si alguien se la había provocado con premeditación -algo que definitivamente era lo más cruel de imaginar-, pero al menos ya estaba en buenas manos.

En la clínica le administraron suero y antibióticos para frenar la infección, además de que le reemplazaron el vendaje improvisado por Wilson.

Este héroe estaba feliz de saber que el can mejoraría y él mismo se encargó de su recuperación, llenándolo de cuidados y atenciones en su propia casa.

Le prometió que nunca jamás permitiría que alguien volviera a hacerle daño

Aunque Wilson ha protagonizado diversos rescates, este ha sido quizás el que más lo ha conmocionado, pues no sabe cómo el animalito pasó tantos días con semejantes lesiones y soportando tanto dolor.

Afortunadamente, el perrito sigue recuperándose de maravilla en el hogar de Wilson gracias a todos los cuidados pero sobre todo gracias al amor. Con suerte, en poco tiempo estará listo para que le busque un hogar permanente. Pero Wilson confiesa que al ser un caso que tocó tanto su corazón, probablemente no sea capaz de separarse y lo adopte para siempre.

Wilson se ha ganado con creces su puesto en el cielo. ¡Felicidades, hombre de buen corazón!