Se quita su camiseta para salvar la vida de un perrito herido que rescató en la calle

Aunque el mundo esté lleno de tanta maldad, las buenas acciones de algunas personas sirven para recompensar los actos terribles y nos invitan a creer nuevamente en la humanidad.

Por ese motivo, el acto de un hombre en Brasil no puede dejar de provocarnos un gran agradecimiento y las ganas de ponernos de pie para aplaudirle por su gran corazón.

Su nombre es Wilson Martins y vive en Coutinho, Brasil, aunque realmente es oriundo de Río de Janeiro.

Este hombre es de la clase de personas que no puede cegarse ante el dolor ajeno y por eso cuando ve a algún animalito abandonado o sufriendo hace todo para ayudarlo.

Aunque Wilson ha dedicado su vida al rescate y protección de la vida animal, tuvo un gesto más que especial con un perrito y robó el corazón de muchos. De hecho, las fotografías se hicieron virales.

Hace un tiempo, un perrito en las más deplorables condiciones se cruzó por el camino de Wilson y este no dudó en ayudarlo.

El animal estaba sucio, desnutrido pero además tenía una lesión abierta en su cabeza la cual se encontraba infectada.

Para el hombre era evidente que debía actuar rápido si quería salvarlo, así que tuvo el mayor gesto de amor: se quitó su camiseta y envolvió la cabeza del animalito en un intento por detener el sangrado, allí mismo lo tomó entre sus brazos para cargarlo.

Al levantarlo, Wilson notó que el perro también tenía lesiones a la altura de su ingle así que realmente necesitaba ver a un veterinario.

Antes de ver el especialista, él mismo decidió auxiliarlo y limpió las lesiones con una gasa y agregó algo de pomada para calmar un poco el dolor del perrito, mientras lograba llegar al consultorio veterinario.

El especialista determinó que la lesión del can se debía a una quemada, nadie se explica cómo pudo sucederle eso o si alguien se la había provocado adrede pero al menos ya estaba en buenas manos.

En la clínica le administraron suero y antibióticos para frenar la infección, además de que le fue reemplazado el vendaje improvisado por Wilson.

Wilson estaba feliz de saber que el can mejoraría y él mismo se encargó de su recuperación, llenándolo de cuidados y atenciones en su propia casa.

Aunque Wilson ha protagonizado diversos rescates, este ha sido quizás el que más lo ha conmocionado, pues no sabe cómo el animalito pasó tantos días con semejantes lesiones y soportando tanto dolor.

Este hombre se ha ganado con creces su puesto en el cielo. Comparte esta historia y dale el reconocimiento que Wilson merece ¡Felicidades, hombre de buen corazón!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!