Va a la playa para proteger y ofrecer su cariño a las tortuguitas bebés y a su madre

El reino animal está invadido por seres extraordinarios. Ni qué decir de los perros. Son animales que nunca dejan de sorprendernos con su lealtad y su espíritu altruista, siempre prestos a brindar protección y afecto a quien más lo necesite, incluso a pesar de la especie.

Nuestra hermosa historia de hoy huele a mar, sol y arena. Proviene desde las playas tamaulipecas de Miramar, en México. Allí, en ese paraíso terrenal vive un perrito llamado Solovino, quien se robado el corazón de cientos de miles de usuarios a través de las redes.

Y es que, Solovino no vive solo para él, sino que es el encargado de velar por el bienestar de cada camada de tortugas bebés y sus madres siempre que llegan a desovar en la playa.

Pero, además, las impulsa para que, después de salir del cascarón puedan llegar sin problemas a la orilla y nadar con la corriente.

El tierno gesto de Solovino fue conocido y felicitado por todos, gracias a su cuidadora humana, quien filmó todo el proceso del perro y las tortugas y lo compartió en sus  redes sociales donde se volvió viral.

“Lo adopté hace unos pocos meses, después de que se volviera inseparable de mí cada vez que yo salía a correr por la playa en las mañanas”, dijo la mujer.

De hecho, todo comenzó cuando, durante un paseo junto a su madre humana, Solovino se percató de unas pequeñas huellas en la arena, que rápidamente lo atrajeron y decidió seguirlas.

De repente, comenzó a escarbar desesperadamente hasta que apareció la primera cría de tortuga. Como ya había visto a su compañera y cuidadora ayudar anteriormente a estos pequeños anfibios, decidió emularla y empujó al animalito con su nariz hasta el insondable océano.

“No es la primera vez que ayuda a una tortuga a ser libre en el mar. Solovino también se encarga de vigilar a las tortugas mientras desovan”, añadió la madre humana del perrito.

La labor de Solovino, ya sea que haya sido por instinto o por imitación es encomiable y hermosa pues, como se sabe, estos animales corren un gran riesgo en la arena, además de estar en franco peligro de extinción.

Los principales peligros a los que se ven expuestos son, fundamentalmente, las personas que deambulan por el lugar y la amenaza latente de otros depredadores, tales como cangrejos o gaviotas.

No cabe duda de que los perros son seres únicos, que nos conmueven, nos acompañan y nos dan grandes lecciones sobre cuál es la mejor manera de ayudar a los demás.

Definitivamente, su corazón de oro solo sabe hacer el bien. Comparte la actuación de Solovino con tus seres queridos.