Vaca embarazada que huyó desesperada interrumpe el tráfico porque le llegó la hora de dar a luz

Una sociedad que respeta la vida, sin importar de la especie a la cual pertenezca, será por mucho una sociedad civilizada. Por ese motivo nos alegra saber que en muchos lugares del mundo la gente es capaz de hacer hasta lo imaginado por salvar a las criaturas que lo necesiten.

En esta ocasión los ciudadanos de Valparaíso en Chile demostraron su humanidad al ayudar a una pobre madre que estaba teniendo un parto complicado en plena carretera.

La protagonista de esta historia es una hermosa vaca.

Resulta que cuando la naturaleza llama nada puede pararla y esto fue lo que le sucedió a la bóvido que debió tumbarse sobre el asfalto para traer al mundo a su cría.

El hecho tuvo lugar específicamente en el bandejón central de calle Baden Powell, en el sector de El Bello, en Quilpué.

Después de aguantar los dolores en la acera, se lanzó a la calle.

Al ver la escena los desconocidos comenzaron a acercarse y dieron parte a las autoridades. Un grupo de oficiales apareció para organizar el tráfico de la carretera y evitar cualquier tipo de accidente, además, dos veterinarios también intervinieron para ayudar.

Juntos lograron que la vaca diera a luz.

Pero el asunto no terminó con el parto, pues después de esto hubo que apoyar a la vaca que se encontraba sumida en el alterada por la situación. Las luces de los vehículos y el alboroto por el tráfico alrededor aumentaron su estrés. 

No obstante los veterinarios se mantuvieron junto a ella en todo momento y lograron tranquilizarla, mientras que los oficiales continuaban controlando la escena.

Un trabajo en conjunto que dio buenos resultados.

Aunque el asunto salió bien, no hay que dejar de pensar en lo peligroso que fue para la bóvida y para los ciudadanos ese inesperado momento. Además que la vaca no estaba sola, sino que otros cuadrúpedos se acercaron a acompañarla en ese momento especial.

Por surrealista que suene el asunto, parece que los animales entendían muy bien todo lo que estaba sucediendo. 

La familia entera llegó para acompañarla en el parto.

Este inesperado momento capturó la atención de todos y el Diputado Diego Ibáñez no se contuvo su opinión al respecto.

“Aquí también hay un problema de administración responsable de pequeño ganado, que sabemos siempre ha existido en Quilpué. Pero ya con el crecimiento de la ciudad, de los automóviles, es insostenible. Peligro para las vaquitas y para los transeúntes. Estaremos fiscalizando”, dijo el político.

El dueño de la vaca podría ser multado por esta situación y, aunque todo salió bien con la madre y su cría, quizás la sanción sirva de escarmiento a otros ganaderos de la zona. Los humanos son responsables de sus mascotas y demás criaturas que tienen bajo su cuidado, así que no solo deben asegurarle su alimentación sino su protección.

Nos alegra que esta mamita haya dado a luz sin complicaciones, comparte esta historia y resalta lo humanizado