El gesto de amor de una veterinaria con un perro que llora de dolor tras sobrevivir a las llamas

Taka es un perrito Shiba–Inu que estuvo a punto de perder su vida en terribles condiciones, hubo un incendio en la casa en la que él vivía. Cuando la familia se dio cuenta de lo que estaba sucediendo, el fuego ya se estaba propagando a toda velocidad, así que no tuvieron tiempo de rescatar a su mascota. ¡Pensaron que lo habían perdido!

Taka ya tenía ocho años de edad cuando tuvo lugar el incendio.

Por suerte, Taka supo que se encontraba en peligro y logró escapar. Sin embargo, resultó tan herido y lleno de quemaduras en todo su cuerpo, que resultó un verdadero milagro que no perdiera la vida. Uno de sus vecinos lo encontró poco después del incendio en terribles condiciones, así que lo llevó inmediatamente a un hospital de animales.

Taka vivía con su familia en la ciudad de Atenas en Georgia, Estados Unidos.

Emily Martin fue la veterinaria encargada de su caso y quedó profundamente conmovida cuando vio lo mal que Taka se encontraba. Sin duda, había hecho un enorme esfuerzo al luchar por su vida. Las quemaduras en sus ojos fueron tan graves que el pequeño perrito perdió por completo la vista.

“Tenía quemaduras en sus ojos, boca, orejas y vientre”.

Poco después, Taka comenzó a tener muchas dificultades para respirar, así que tuvieron que transferirlo a una clínica en la Universidad de Georgia en donde podrían ayudarlo con una máquina de oxígeno. Un par de días después ya podía respirar por sí mismo y regresó al hospital para continuar su tratamiento con la doctora Martin.

La máquina de oxígeno estaba pensada para humanos, pero en la Universidad permitieron que la usaran con Taka.

Cuando la familia de Taka supo dónde se encontraba, acudieron allí y decidieron que lo mejor sería dejar a Taka completamente en las manos de Emily. A pesar de que siempre ha tratado a todos sus pacientes con mucho amor, Taka se convirtió en un caso muy especial para ella, así que además de su médico también fue su madre temporal.

“Cuando llegué estaba gritando de dolor, pero en el instante en que me senté y le canté, comenzó a calmarse”.

Estuvo junto a él todo la noche atenta al cuidado de sus heridas, así que al día siguiente ambos estaban completamente agotados. Fue entonces cuando los encontraron de una manera que enterneció el corazón de todos.

Emily ya tiene cinco perros en su casa y además un bebé de 7 meses, pero va a adoptar a Taka.

The Dodo

Como Emily estaba muy cansada y no quería separarse de Taka, decidió acompañarlo y durmió junto a él en la jaula. Otra de las veterinarias tomó una foto para capturar el hermoso momento.

“Adora que lo mimen y le encanta comer demasiado. Todavía siente mucho dolor, pero espero que pronto se encuentre completamente bien”.

Taka is doing well today. He has a great appetite and is more interactive. It seems like he can see a little bit, as he navigates outside very well, mostly using his smell which is on point!! So we are happy to see that. He is still being kept on high doses of pain meds and sleeps a lot. He is strong and he is a fighter. Falling in love with this guy is the easiest thing we have ever done!! ❤️❤️

Publiée par Care More Animal Hospital sur Dimanche 28 octobre 2018

Agradecemos la enorme dedicación que Emily ha dispuesto para un perrito tan necesitado. Sin duda, el nexo tan especial que tienen ayudará a Taka a recuperarse por completo.

Te invitamos a compartir esta nota para agradecer todo el trabajo de esta dedicada veterinaria.

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!