Veterinario se encuentra en un desierto con un perro colapsado que echaba espuma por la boca

Cada vez que vemos un caso de maltrato animal algo en nuestro corazón se quiebra y nos hace pensar en lo bajo que puede llegar el ser humano, que en vez de ayudar al prójimo solo hace hundirlo más en la miseria.

Lamentablemente, los perritos callejeros son las principales víctimas de seres inescrupulosos, que sedientos de maldad ven en los peluditos el blanco perfecto para poder drenar toda la rabia que habita en su corazón.

Los perros pueden envenenarse por tres vías diferentes: oral, respiratoria y cutánea.

Esta vez un perrito fue rescatado de un trágico final gracias a la ayuda de un técnico veterinario que estaba en el lugar y en el momento indicado, para salvar a un perrito que había sido envenenado.

Al hombre, amante de los animales, le gusta salir a alimentar a los perritos callejeros; en uno de sus viajes, encontró al indefenso perrito que yacía casi sin vida a un lado de la carretera.

La vía oral es la forma más común de envenenamiento.

El hombre no dudó en bajarse de la bicicleta y brindarle los primeros auxilios al perrito, quien sin duda, llevaba mucho tiempo sufriendo.

Tras realizarle un examen con las pocas herramientas que llevaba, notó que el perrito había sido envenenado ¿Quién podría hacer tanto daño a un animalito tan indefenso? El perrito agonizante parecía desfallecer en las manos del veterinario.

El perrito tenía las pupilas dilatadas, uno de los principales síntomas cuando un perro es envenenado.

Pero el hombre estaba dispuesto a salvarle la vida. Le dio una inyección para el dolor y luego lo sedó. Debía sacarlo de ese terrible lugar y brindarle atención médica.

Desafortunadamente, el incidente ocurrió en una comunidad muy pobre que no cuenta con una clínica veterinaria adecuada que pudiera ayudar al perrito. Por lo que el hombre tomó la responsabilidad e hizo todo lo  posible para salvarlo.

El perrito sentía mucho dolor y fiebre. También tenía dificultad para coordinar sus movimientos.

El hombre comenta que lo primero que hizo fue regular la temperatura corporal del perrito, para ello utilizó una manta húmeda, luego intentó que tomara la mayor cantidad de agua posible. Al respecto el veterinario comenta:

«El veneno tenía que ser eliminado de su sistema. Mientras trataba de ayudarlo, el perro comenzó a tener convulsiones. Hice todo lo posible para mantenerlo tranquilo”.

Para este amante de los animalitos no fue nada fácil ver al perrito al borde de la muerte, requirió de bastante esfuerzo, una buena alimentación y que el perrito descansara para que pudiera salvarse.

Sorprendentemente, al quinto día del incidente el peludito se había recuperado por completo.

Puedes salvar la vida de un perrito envenenado induciendo el vómito mezclando agua con sal.

Este hermoso peludito pasó por una terrible situación, debido a su condición el rescatador de animales ha decido quedárselo y hacerlo parte de su pequeña manada.

Ahora cuenta con el amor incondicional de un hombre y la compañía de otros perritos a quien trata como hermanos.

Aquel que es capaz de perjudicar a un perrito merece ser castigado con todo el peso de la ley. Este perrito fue condenado a muerte pero un héroe llegó para salvarlo. No dejes de compartir esta historia en tus redes y enviémosles infinitas bendiciones a todos los que dejan el alma rescatando a los perritos más vulnerables.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!