Viaja con sus 9 mascotas al mudarse de país y la aerolínea le envía un comunicado en pleno vuelo

“Me voy a mudar de ciudad y no puedo llevar a mi perro”, “estoy dando en adopción a mi gato porque en mi nuevo apartamento no aceptan mascotas”.

Estas son tan solo algunas de las excusas que muchos de los albergues para animalitos tienen que escuchar cada vez que alguien intenta deshacerse de sus animalitos sin tener realmente motivos contundentes.

Para los verdaderos amantes de los animalitos las mascotas son un miembro más de la familia.

No podemos negar que la realidad es distinta para cada quien y que muchas veces no todos cuentan con los recursos económicos para costear los gastos de traslado.

Sin embargo, hay personas que hacen un gran esfuerzo para llevar a sus compañeros peludos a cualquier lugar del mundo. Y eso es un gesto realmente admirable.

Cuidemos a los animalitos y hagamos un mundo mejor para todos.

Este es el caso de Ana Claudia, una joven que tomó la decisión de mudarse de país en busca de mejores oportunidades, dejando atrás su natal Perú para irse a España.

Llena de esperanza alistó sus maletas despidiéndose no sólo su familia sino de toda una vida llena de recuerdos. Pero lo que no pudo dejar atrás fue su hermosa familia peluda de siete gatos y dos perros.

La joven no vio obstáculos, buscó soluciones para poder llevarse a todos los peluditos.

Si bien para algunos es más fácil dar a sus mascotas en adopción o dejarlos con un algún familiar o amigo, Ana Claudia simplemente no puede vivir sin sus peludos por lo que decidió llevárselos con ella.

La historia fue reseñada por el Albergue Vida de cuatro patas a través de su cuenta de Facebook, resaltando el gran esfuerzo que hizo Ana para mantener a su familia peluda unida.

Ana viajó con la compañía aérea Air Europa, quienes le brindaron toda la comodidad a sus peluditos.

Desde luego que Ana llamaba la atención en el aeropuerto, después de todo no es común que alguien decida llevarse a todas sus mascotas en un solo viaje, pero para Ana lo importante era empezar de cero pero junto a ellos.

Cada uno  de los peluditos viajó en sus cajas y bolsas especiales, así que estaban completamente seguros en el avión.  El albergue comentó:

“La caja amarilla y cajas naranjas fueron en el sótano climatizado, con supervisión durante todo el vuelo, incluso con comunicación y fotos para Ana durante el recorrido. Las bolsas rojas fueron dentro de la cabina con Ana”.

Si bien no fue nada fácil para Ana organizar y cargar a sus peludos, logró viajar y aterrizar sin ningún inconveniente.

Afortunadamente, podrán seguir amándose y permaneciendo unidos. Sin duda, existen muchos tipos de amor, pero el amor por nuestras mascotas es único e inigualable.

El vínculo con una mascota es el más puro y verdadero de este mundo. Recordemos que no son solo mascotas, son compañeros, amigos, familia. ¡Comparte!

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!