Fueron sorprendidos por 2 ositos jugando en medio de la vía y reaccionaron de la mejor forma

Cuando estamos en medio de un bosque o en algún lugar donde predomine la naturaleza, es normal encontrarnos con uno que otro animal salvaje, como suele pasar en algunas ciudades que están tan cercanas a la fauna salvaje que los animales empiezan a invadir la ciudad, así como los monos ladrones.

Pero en este caso el encuentro cercano con un animal fue muy diferente, el lugar de monos se trataba de dos pequeños osos que jugaban tranquilamente cuando fueron avistados por algunos viajeros.

Jeff Molyneaux grabó este video mientras iba de paso por la reserva Hetch Hetchy, California; los dos ositos jugaban sin prestar atención a los autos que se detenían a un lado de ellos, eran tan adorables que incluso daban ganas de tomarlos y abrazarlos.

Pero ellos reaccionaron de la mejor forma y desde una distancia considerable se limitaron a grabar un video de las escenas para que todos pudiéramos disfutarlo.

Sin embargo, acercarse a ellos no es recomendable, el servicio de parques nacionales estadounidense recomienda mantenerse al menos a unos 50 metros de distancia de cualquier animal salvaje, incluso si es un pequeño cachorro, pues siempre existe la posibilidad de que sus padres se encuentren cerca.

La madre de estos dos pequeños podía verse con facilidad, pero en algunos otros casos los padres no son visibles y las personas pueden cometer el error de acercarse a ellos sólo para terminar cara a cara con una situación muy peligrosa.

Luego de un rato, los dos pequeños se fueron con su madre dando saltos por la maleza hasta alcanzarla. Y enseguida comenzaron a trepar un árbol, la estaban pasando muy bien. Así deberían estar todos los animales, disfrutando de su hábitat natural, en plena libertad y desarrollándose con normalidad.

worldofanimals

Así que recuerda disfrutar del espectáculo de una manera segura, guarda tu distancia y toma un video como recuerdo, pero nunca te acerques a ellos, debes tener en cuenta que siguen siendo animales salvajes y que están tranquilos disfrutando de su territorio donde no están acostumbrados a interrupciones de seres humanos.

De hecho, quizás asocien tu presencia con la de un cazador que ha atentado contra su vida y reaccionen de manera agresiva para defenderse.

¡Comparte con tus amigos la ternura de estos dos bebés ositos que seguro les sacará una sonrisa!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!