Adorable canguro no se da por vencido tratando de subirse al columpio de una casa en Australia

Los canguros son unos singulares mamíferos de gran tamaño que disfrutan la vida saltando con sus poderosas patas traseras y es que simplemente están hechos para saltar. Sus pies son de gran tamaño, tienen una fuerte cola que los ayuda a mantener el equilibrio en las superficies más complicadas y una cabeza pequeña.

Aunque estos hermosos animales son generalmente nocturnos y suelen descansar durante los calurosos días, en ocasiones, salen de su cotidianidad para curiosear en cada rincón de su entorno sobre todo cuando están aburridos.

Esto fue lo que ocurrió recientemente en una sofocante tarde en Australia, cuando Anita Kuhberger quedó totalmente sorprendida al ver a un canguro jugando plácidamente en el patio de su casa, como si se tratara de cualquier niño pequeño que busca un poco de diversión para salir de la monotonía.

El grandioso amigo saltarín estaba encantado con el columpio de la familia Kuhberger. Muy probablemente, era la primera vez que veía uno y quería aprovecharlo al máximo, sin importarle qué sucedía a su alrededor o si era descubierto por los inquilinos de la casa. Su emoción y alegría era evidente.

ASAP This mornings anticsKangaroo Vs Kids tree swing 😂😂

Publiée par Anita Kuhberger sur Vendredi 27 juillet 2018

El columpio era tan sólo una soga colgando en el aire, nada sofisticado, pero para el canguro parecía ser el juego más novedoso y entretenido de todo el lugar. En innumerables ocasiones trató de subir al columpio pero éste no cooperaba, parecía no adaptarse a la fisionomía del mamífero.

Sin embargo, el canguro destaca por ser un animal sumamente persistente y no se rendiría ante nada para lograr columpiarse, de una u otra forma tenía que lograrlo, estaba completamente decidido.

“Hay muchos canguros que frecuentan la propiedad. Nunca había visto a ningún canguro hacer esto antes”, dijo Anita Kuhberger.

Pese a la gran determinación del canguro, sencillamente no fue posible que logrará subir y columpiarse. Él columpió ganó la batalla, pero eso no afectó en gran medida al mamífero quien, en cuestión de poco tiempo, volvió a saltar lleno de felicidad.

Anita Kuhberger

“Después de detener la cámara, el canguro todavía no dejaba de jugar. Saltó varias veces alrededor del jardín muy rápido, algo que les he visto hacer juguetónamente antes”, mencionó Kuhberger.

Sin duda alguna, la naturaleza es increíble y nunca deja de sorprendernos. Los animales son unos seres sumamente curiosos y pacíficos que tan solo quieren explorar a su alrededor libremente, tal como lo han hecho desde hace millones de años. Dejémoslos formar parte de nuestra vida, cuidemos de ellos y de su hábitat para que puedan seguir regalándonos momentos tan divertidos e insólitos como este.

¡Comparte esta increíble historia con todos tus amigos y recuerda disfrutar de los maravillosos momentos que nos ofrece la naturaleza!

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!