La historia detrás de la foto viral de una perrita abrigada con un atuendo típico de su país

El frío intenso propio de esta época del año ya ha llegado, y las condiciones climáticas extremas también afectan de forma considerable a los animales. Sin el cuidado necesario, nuestro perro puede resfriarse y enfermarse en invierno.

Aunque pueda parecer absurda la moda de vestir a los perros, en Ticul, México, para protegerse de las bajas temperaturas, una adorable perrita llamada Polita fue fotografiada usando un hipil, una blusa o vestido propio de las etnias indígenas de la parte del sur de México y Centroamérica.

La foto de Polita con su hipil que marcó tendencia

Y es que no todos disfrutamos del frío, hay otros que, con la llegada del invierno lo pasan bastante mal.

Y estos son sobretodo los animalitos sin hogar, quienes, además de tener que lidiar con la soledad, deben soportar el hambre, el frío y el rechazo.

J Gamaliel Mendoza fue quien se encontró con Polita y compartió en su cuenta su adorable foto, cuya imagen se ha vuelto viral en las redes sociales y derretido el corazón de los usuarios por su ternura, de hecho, ya varios internautas quieren copiar la idea en sus mascotas.

Más de tres mil reacciones en la imagen que fue compartida 21 mil veces dan cuenta de la sensación causada por Polita, allí paradita con su hipil, combatiendo el frío.

“Para que no sufra la heladez, la perrita con su huipil en calles de Ticul, vale la pena compartirla y hacerla viral”, escribió Mendoza junto a la imagen del animalito.

Aunque se desconocía quién fue la persona que abrigó a Polita, así como su procedencia. Lo cierto es que nadie permaneció indiferente a la foto. Y fue justo gracias a su fama que surgió la curiosidad y finalmente dieron con su hogar y su familia.

“Se ve tan tierna, merece ser adoptada y encontrar un verdadero calor de hogar”, comentó una usuaria de las redes sociales asumiendo que la perrita estaba abandonada.

Polita es una alegre y traviesa perrita mestiza, que vive con sus dos hermanos Mía y Beto al lado de su mamá Atenea. A su dueña Verónica Chi se le ocurrió la idea de ponerle su bonito hipil para cubrirla del la «heladez» como le llaman en esa región maya a los días fríos. De hecho no tiene uno sino varios modelos.

La mayoría de razas no necesitan ser abrigadas, pero si tenemos algún perro pequeño, es recomendable abrigarlo un poco cuando salgamos a pasear a la calle y las temperaturas sean muy extremas.

Por debajo de los diez grados es recomendable ponerles un fino abrigo, pero, por debajo de cinco grados es mejor ponerles algo que les proporcione más calor.

Ahí tienen el vídeo de "Polita"

Publiée par J Gamaliel Mendoza sur Mardi 3 décembre 2019

Tan perjudicial como dejar que un perro esté expuesto a bajas temperaturas sin posibilidad de entrar en calor, es abrigarlo en exceso.

Los perros no sudan y no pueden indicarnos que tienen calor. No les abriguemos innecesariamente. Si su temperatura corporal sube en exceso, corren el riesgo de morir por un golpe de calor.

Afortunadamente el tradicional hipil de algodón, que porta la orgullosa representante de la región maya, Polita es una prenda muy versátil que en época de calor te mantiene fresco y en días de frío le permite estar calentita. ¿Acaso no se ve hermosa con su bordado de flores coloridas?

La tierna historia de Polita, que enlaza toda una tradición de magia y color de los pueblos mayas en el hipil que porta y la dulzura de su mamá humana, que la cuida como a su hija, bien merece ser compartida.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!