Lo atan a un trineo y se deshacen de él con una nota que dice: «ya no puedo caminar»

Es una triste realidad que los perritos más ancianos son los que tienen menos probabilidades de ser adoptados en un refugio.

Pero esto no pasa sólo en los refugios. Muchas familias son capaces de compartir con una mascota durante años pero en cuanto comienzan a envejecer toman la decisión de deshacerse de ellos. El impacto que esto tiene en la salud física y emocional de los peluditos es inimaginable.

Este perrito fue hallado en las afueras de la villa de Canastota en Nueva York.

Los rescatistas de Wanderers’ Rest Humane Association quedaron boquiabiertos cuando se encontraron a un hermoso Golden en las afueras de sus instalaciones. Alguien lo había dejado allí atado a un trineo y con una nota.

“Lo dejaron fuera de nuestro refugio en algún momento de la noche, atado al trineo”, explicaron los rescatistas de la fundación.

Se trataba de un peludo un poco anciano que lucía triste y agotado. Tenía un poco de agua pero no lograba entender por qué su familia le había hecho algo así.

“Tengo más de 10 años. Ya no puedo caminar”, decía la nota con la que habían dejado al peludo.

El pobre necesitaba ayuda con urgencia. Cuando los perros alcanzan cierta edad comienzan a necesitar un poco de atención veterinaria extra. Es una pena que muchas familias no los vean como los seres especiales que son y se nieguen a brindarles la ayuda que tanto necesitan.

Según los primeros exámenes el perrito no puede caminar porque padece de artritis y una infección subcutánea.

Los rescatistas sabían que este dulce perrito venía de pasar una experiencia desgarradora así que no se quedarían de brazos cruzados. Decidieron brindarle cobijo y dar a compartir su historia a través de las redes sociales.

“Dejar a una mascota atada lo hace susceptible de sufrir todo tipo de peligros. Ayudamos a todos los que podemos pero no tenemos recursos ilimitados. Dependemos de las donaciones”, dijo un portavoz de Wanderers’ Rest Humane Association.

Llevaron al perrito al veterinario y allí comprobaron su delicado estado de salud. Sin embargo, sólo necesitaba un poco de ayuda para recuperarse y continuar disfrutando de sus últimos años de vida. Afortunadamente, el hermoso Golden se topó con personas decididas a ayudarlo y podrá sobrevivir.

“No sabemos la situación de la persona que dejó a este perro. Si su mascota necesita ayuda siempre intentaremos apoyarlos”, dijo el portavoz del refugio.

Los perritos son seres sumamente leales y cariñosos. Merecen recibir todo el amor del mundo a cambio y que nunca los dejemos atrás, especialmente cuando más lo necesitan. Ellos jamás entenderán por qué sus dueños deciden deshacerse de ellos.

Siempre hay alternativas seguras para socorrer y proteger a los perritos. Comparte esta historia para ayudar a crear conciencia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!