Zarigüeya acaba perdiendo su patita tras vivir el peor estrés en las alturas sólo para divertir

Las costumbres y tradiciones forman parte de las sociedades, pero no todas son  convenientes, con el tiempo muchas personas se percatan de que pueden hacer daño. Tal es el caso del festejo anual que se realiza en Carolina del Norte para recibir el año nuevo, donde una zarigüeya terminó malograda.

El Possum Drop es una costumbre que viene desde hace mucho tiempo y es realizada fielmente todos los años en carolina del Norte, Estados Unidos, para recibir el año nuevo para la ocasión se mete dentro de una caja hecha con un material plástico, transparente y flexible a una zarigüeya viva 

El indefenso animal se sube en la caja a una altura significativa y se mantiene allí por varias horas, mientras las personas celebran con una música estridente, bajo los explosivos y vistosos fuegos artificiales. Justo a la medianoche, la caja se va bajando y se saca a la zarigüeya, que muchas veces sale afectada, pues no es un animal que esté acostumbrado a socializar ni estar bajo esas condiciones.  

Precisamente en la última celebración de fin de año, Millie, el animalito que participó sin su consentimiento, terminó con una lesión grave en su pata y después de habérsele infectado tuvieron que amputársela. Es algo terrible, porque en esas condiciones no puede volver a su hábitat natural, y debe permanecer en un refugio. 

Animal Help Now, un grupo que lucha por la protección y defensa de los derechos de los animales en Carolina del Norte, ha reaccionado ante lo sucedido, y pide que se elimine esa injusta tradición que está causando daño a las zarigüeyas. 

“Millie colgaba en una caja de plexiglás sobre una ruidosa multitud, banda y fuegos artificiales. Este estrés es suficiente para causar enfermedades graves entre animales tímidos y amables como las zarigüeyas”, plantearon en la petición.

Es necesario que se derogue el proyecto de ley 574 de la Cámara de Representantes, que la mayoría de los integrantes de la Asamblea General aprobó en el 2015, donde se permitía esa inhumana práctica. Para ello han recolectado alrededor de 160 mil firmas, de personas que deseen que no se continúe haciendo ese tipo de cosas. 

Los representantes de Animal Help Now compartieron en las redes sociales las imágenes donde se evidencian las heridas y lesiones de la zarigüeya MillieDespués de la amputación a la cual fue sometida, se ha ido adaptando de a poco a su nueva realidad, pero jamás volverá a ser como era antes del accidente. 

La pobre Millie después que le amputaran su patita

“Durante unas horas de entretenimiento, Millie fue atormentada y finalmente tuvo que amputarle la pierna. La discapacidad es tan grave que nunca puede irse a casa. Esto nunca puede volver a suceder”, agregó la gente del grupo animalista. 

Los usuarios de las redes sociales mostraron su rechazo en cuanto a lo que le ocurrió a Millie. Se espera que sea abolida su práctica. No olvides firmar la petición aquí.

En el video se puede observar cómo Millie permanece en la caja en lo alto, mientras todos se divierten menos ella

“Al ver lo que le ocurrió a la zarigüeya cada día me asusta más el ser humano, su actitud indiferente al dolor, su falta o nulo respeto a la vida, su involución, ¿en qué mundo vivimos?”, dijo un usuario. 

Definitivamente, la conciencia moral debe estar por encima de las tradiciones cuando estas hacen daño a alguien, en este caso a un animal que no merece ser tratado con tanta desconsideración. 

Comparte esta dramática historia con todos tus amigos y seres queridos, para crear conciencia. No podemos conservar usos y costumbres que atentan contra la dignidad de los animales. 

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!