500 millones de animales han muerto tras los devastadores incendios forestales en Australia

Desgarradoras imágenes de animales huyendo de las paredes de fuego, cuerpos calcinados de canguros y koalas, árboles en cenizas y diversas historias de personas desaparecidas han llegado a las noticias desde que iniciaron los incendios forestales en Australia, el pasado mes de septiembre.

Las imágenes han horrorizado al mundo y hasta ahora se revelan algunas cifras que resultan desgarradoras.

Cuesta asimilar la magnitud de la tragedia.

Los ecologistas de la Universidad de Sydney estiman que 480 millones de mamíferos, aves y reptiles se han perdido desde que iniciaron los incendios. Casi medio billón de vidas animales devoradas por las llamas y se teme que entre ellas existan incluso especies difíciles de recuperar.

Los científicos estipulan que alrededor del 30% de la población de koalas en la zona norte de Nueva Gales del Sur ha fallecido a causa de las llamas.

Los dramáticos incendios han calcinado 5 millones de hectáreas, el doble del territorio devastado por la tragedia de la Amazonía en agosto de 2019.

El país oceánico posee un territorio de 7,7 millones de kilómetros cuadrados, es decir que es 15 veces más grande que España, pero ya ha perdido una superficie equivalente a más de 60.000 kilómetros cuadrados, es decir la suma total de Galicia, Asturias, Cantabria y el País Vasco; o la suma del territorio de Bélgica y Haití.

El fuego parece incontrolable y los daños incalculables. Sólo durante la mañana del 1 de enero se registraron más de 130 incendios en los estados de Nueva Gales del Sur y Victoria.  

El profesor de Ecología Terrestre de la Universidad de Sydney, Christopher Dickman, catalogó la cifra de casi medio billón de animales fallecidos como un “número conservador”, la realidad es que la cifra puede estar muy por encima de la señalada.

Dickman argumentó que los 480 millones de pérdidas en vida animal incluyen sólo uno de los estados australianos afectados por los incendios.

Además, aún después de que el fuego se lograse controlar, más vidas animales se perderían por las secuelas de los incendios y los desplazamientos forzosos.

“Investigaciones previas indican que en áreas severamente quemadas, la falta de refugio y de alimentos y las incursiones de los depredadores invasores (zorros rojos y gatos salvajes), resulta en una reducción drástica pero indirecta del número de animales”, ha explicado Dickman.


Las consecuencias de los incendios han sido igualmente devastadoras para diferentes especies, pero los científicos ha mostrado especial preocupación por especies nativas como los canguros y los koalas.

Estos últimos gravemente afectados, pues se mueven con gran lentitud y su principal fuente de alimento es el eucalipto, una planta llena de aceite lo cual la hace altamente inflamable.

“Con el tipo de fuego de corona de rápido movimiento que hemos estado experimentando, los koalas realmente no tienen capacidad para moverse lo suficientemente rápido como para escapar. Ahora hay un área tan grande que todavía está en llamas y probablemente nunca encontraremos los cuerpos”, dijo el ecólogo del Consejo de Conservación de la Naturaleza, Mark Graham.


Por su parte, para el ministro de Medio Ambiente, Sussan Ley, es imposible conocer las verdaderas cifras de muerte de animales en tanto el fuego continúe. Para Sussan Ley es necesario esperar hasta que «los incendios se hayan calmado y se pueda hacer una evaluación adecuada».

Para muchos, Australia es el primer país en experimentar a gran escala la consecuencia del calentamiento global, con grandes olas de calor que han desatado devastadores incendios durante más de 3 meses y que parecen no extinguirse. Una problemática bastante alarmante que debería preocupar al mundo entero.

Comparte esta nota para sensibilizar sobre la alarmante situación del destino de millones de animales inocentes en manos de los estragos de la naturaleza, que no perdona. Pero mucho tiene que ver con la irresponsabilidad del ser humano que se está cargando el Planeta, ayúdanos a informar sobre estas devastadoras cifras.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!